LA DAMA DEL MEDIO PUNTO.

Ni siquiera en estos tiempos de avance femenino en el deporte, la Fórmula 1, ha sido un terreno sencillo para las mujeres.

Prueba irrefutable es que hay que retrotraerse cuatro décadas y media atrás, para encontrar a la única dama que sumó puntos en una carrera del Campeonato Mundial de Fórmula1. Fue la italiana Marie Grazia «Lella» Lombardi con su 6° puesto en un accidentado Gran Premio de España, corrido en el circuito parque de Montjuich como cuarta fecha de la temporada 1975.

Lombardi en acción rumbo al 6°puesto. Cuatro meses después en Alemania estuvo cerca de repetir al llegar 7ma. La italiana es la mujer con más presencias en la F 1. Largó 12 de los 18 grandes premios en los que se presentó.

Distintas circunstancias favorecieron aquel halago para Lella. Basicamente el accidentado desarrollo de la competencia, y su anticipado final en un circuito objetado por los pilotos (aquella fue la última vez que recibió a la Fórmula 1), que ya en las vueltas iniciales provocó varios abandonos en el grupo de punta, entre ellos los Niki Lauda, James Hunt, Mario Andretti y Ronnie Peterson.

Desde su 24° lugar de partida, la Lombardi fue esquivando como pudo esos percances con el March 761, hasta escalar al sorprendente 6° puesto, en que la encontró el prematuro final del gran premio decretado en la vuelta 27. Ocurrió luego que el vuelo del Embassy Hill de Rolf Stommelen, producido por la pérdida del alerón, sobrepasase el guardarail provocando la muerte de tres espectadores, un bombero y un fotógrafo, además de serias heridas al piloto alemán y a otras 10 personas.

Las medidas de seguridad del circuito de Montjuich, fueron cuestionadas por los pilotos desde los días previos. El trágico accidente de Stommelen confirmó los malos pálpitos, y motivó su despedida del Mundial de Fórmula 1 luego de ser escenario del G.P de España en 1969, 1971, 1973 y 1975.

Sin haberse completado el 75% de su recorrido, la carrera entregó la mitad del puntaje. Esto redujo el punto de Lella a la mitad, es decir medio punto. Poquito pero suficiente para quedar hasta ahora en la historia, como la única mujer en sumar puntos en un gran premio, y la segunda en terminarlo. Diecisiete años antes, otra italiana, María Teresa de Fillipis llegó 10ma con una Maserati 250, en el Gran Premio de Bélgica que completó la totalidad de su recorrido. De haber existido el puntaje actual que recompensa a los 10 primeros, María Teresa se hubiese quedado con el privilegio que Lombardi pudo contar hasta el 3 de marzo de 1992, fecha de su muerte a los 50 años, como consecuencia de un cáncer.

Lombardi permanece también en el recuerdo como la última mujer que largó un gran premio, algo que ocurrió en Austria 1976 sobre un Brabham. Semanas más tarde intentó clasificar en Italia pero quedó afuera. Cerró así su campaña en la Máxima (se dedicó luego a los autos Sport con buenos resultados), que también se había iniciado con la frustración de no haber podido largar. Algo que le ocurrió en Inglaterra 1974, cuando fue uno de los 10 pilotos eliminados en la clasificación. Igual aquel sábado 20 de julio, Lombardi quedó en la historia de la Fórmula 1. ¿Por qué? Resultó que su Brabham BT 42 se identificaba con el 208, el número más alto que lució un auto participante en el Mundial. 

Hubo pocas colegas femeninas trataron de seguir el camino de Lombardi, pero no pasaron de las pruebas de clasificación. Ocurrió con con las inglesas Divina Galica (1976 y 1978), Desiree Wilson (1980), y la italiana Giovanna Amati (1992). Incluso Lombardi y Galica, compartieron la clasificación del Gran Premio de Inglaterra 1976, la única fecha del Mundial con dos mujeres entre sus participantes. Ninguna largó la carrera porque quedaron eliminadas en las pruebas de clasificación.

Jochen Mass no pudo festejar su única victoria en la Fórmula 1 ante la tragedia. Paradojicamente Emerson Fittipaldi, su coequiper en McLaren, abandonó voluntariamente a poco de largar por estar en desacuerdo con las medidas de seguridad.

Ya más cercano en el tiempo llegaron los intentos de Sara Fischer (2002), Katherine Legge (2005), María de Villota (2012), Simona de Silvestro (2014), Sussie Wolff (2012 y 2015), Carmen Jordá (2015-16) y Tatiana Calderón (2019). No pasaron de pruebas extraoficiales, que no impidieron la presencia de la desgracia, ante el serio accidente protagonizado  por De Villota el 3 de julio del 2012; le provocó serias heridas que el 11 de octubre del 2013, derivaron en su repentina muerte.

Con sus 27 años y su experiencia en GP 3, Fórmula 2 y su rol de piloto de pruebas y embajadora en Alfa Romeo, la colombiana Tatiana Calderón asoma como la esperanza más cercana, para que en el futuro el perfume de mujer pueda sentirse después de tantos años en la zona de puntos en la Fórmula 1.

 

Fotos: motorsport.com

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre