EL RETORNO DE LOS 200 KMS. DE BUENOS AIRES coincide, aunque con algún adelanto, con el 10° aniversario de su edición inicial corrida un 31 de octubre del 2004. En cambio poco tienen que ver las circunstancias que rodearon a ambas competencias. Hace una década era presentada como la primera de las carreras especiales que prometía el por entonces TC 2000, con la idea de “instalarla en el calendario internacional”, como más de una vez anunció su presidente Pabló Peón.

Por estos días, su regreso responde más que a un deseo a la necesidad ante la presión de los equipos y empresas patrocinantes por tener una carrera en Buenos Aires luego de la pérdida de esa gran joya que se vendió con el callejero porteño, anunciada también a largo plazo pero cortada con apenas un par de ediciones. Encima la obligación llega en un momento en que las relaciones de la dirigencia de la categoria con los concesionarios del Gálvez no son las mejores como tampoco da para los elogios el estado del autódromo porteño. No fueron casualidad los dardos que Peón les lanzó en Toay, donde incluso habló de la posibilidad de suspender la carrera. ¿Habrá sido ese un deseo personal no correpondido por el ente fiscalizador?.

Es cierto que son otros tiempos, que hay otros dueños, que la dirigencia tiene menos margen de acción y que hasta el nombre le cambiaron a la categoría, pero qué lejos quedó en el tiempo aquella edición inicial de los 200 Kms. que junto al plantel habitual de pilotos y una buena cantidad de brasileños,  mostró entre los invitados a varios europeos como el sueco Rickard Rydell, los británicos Kelvin Burt y Anthony Reid, el español Jordi Gené y el suizo Alain Menú.

Presencias europeas que aunque no tan masivamente se mantuvieron en el tiempo e incluyeron nombres destacados en los autos de Turismo como los del británico Robert Huff, el italiano y ex Fórmula 1, Nicola Larini y el francés Nicolas Minassian. Qué lejos quedó ese tiempo porque la lista oficial  de invitados extranjeros para esta edición está casi monopolizada por brasileños con la excepción de Menú, un infaltable visitante, quien al borde los 51 años (los cumple el 9 de agosto) y en el ocaso de su exitosa campaña deportiva , toma esta visita a la Argentina con una actitud de distensión y diversión.

El español Marc Gené, junto al Williams, saluda ante las colmadas tribunas del Gálvez

“Ahora la visión del piloto invitado es diferente y por eso para nosotros es más importante que como invitado corra un chico argentino como Carlos Merlo que un extranjero…” , dijo sin ruborizarse Pablo Peón, poco antes que Merlo fuese confirmado como invitado de Agustín Calamari en el cuarto Toyota.”Le hace bien a  la escalera que propicíamos para los ascensos de pilotos desde la Fórmula Renault y el TC 2000”, agregó el presidente de la categoría como cierre de su explicación. Nada que ver con el orgullo que exhibía hace una década con la cantidad de europeos visitantes. Desde otro enfoque esta merma de europeos es apoyada por los directores de equipo. “No nos sirve mucho que vengan extranjeros, porque se tienen que adaptar al auto, no corren por el campeonato y algunos viene a pasear…”, explicaron. Se nota en la formación de los binomios donde los tres primeros del campeonato (Fontana, Canapino y Girolami) tienen como invitados a pilotos nacionales como Mariano Altuna, Rafael Morgenstern y Mauro Giallombardo.

También distante quedó en el tiempo aquella atractiva presencia del Williams de Fórmula 1 que hace una década fue una de la principales causas que hicieron colmar las tribunas del Gálvez aunque solo diese unas vueltas de  exhibición con el español Marc Gené al volante. Los memoriosos recuerdan las expectativas con las que la muchedumbre esperó su salida a la pista y que se repitieron al año siguiente con el brasileño Antonio Pizzonia y se incrementaron en el 2006 cuando sobre otro Williams de Fórmula 1 giró José María López, que por entonces y en plena campaña ascendente en el automovilismo internacional soñaba con integrarse a la Máxima sin imaginar que poco meses más tarde recalaría en el TC 2000. “Traer un Fórmula 1 sería hacer lo que hicimos hace varios años, creo que hay que darle algo distinto a la gente” ,dijo Peón. ¿Tiene preparada alguna sorpresa que atraiga más que un auto de Fórmula 1?.

El Stock Car invitó a argentinos, europeos y australianos para la carrera de marzo en Interlagos..

Diez años atrás cuando nacían los 200 Kms de Buenos Aires con idea de proyección internacional el Stock Car Brasileño buscaba afirmarse en el panorama del automovilismo del país vecino. En marzo pasado y en pleno progreso la categoría se animó a hacer una carrera internacional y la hizo de verdad no sólo con la participación de los mejores pilotos brasileños, entre ellos varios ex Fórmula 1(Barrichello , Bruno Senna, Di Grassi, Nelsinho Piquet, Bernoldi, Rosset, Burti, Pizzonia,) y otros de actuación internacional (Augusto Farfus, Jaime Melo, Bruno Junqueira). También convocó a un cuarteto de argentinos (Silva, Ponce, Giallombardo y Diego Aventín) y a varios internacionales experimentados como el australiano Mark Winterbottom, actual puntero del V8 Supercars, el holandés Jeroen Bleekemolen (Blancpain Endurance Series), el español Miguel Molina (DTM Alemán), el italiano Alessandro Pier Guidi (United Sports Cars) y el portugués Alvaro Parente (Gran Turismo).

Quedó claro que, como en la vida, en el automovilismo algunos suben y otros bajan. Ojalá este regreso sin mucho brillo internacional de los 200 Kms. de Buenos Aires, sea el paso atrás para tomar impulso y volver con todo en el futuro a aquel gran nivel que hace una década impulsó su creación.

 

Por el equipo de VA

Foto: Prensa TC 2000 y Stock Car Brasileño

 

-publicidad-

5 COMENTARIOS

  1. Hace 10 años el Sr.Peón soñaba con instalar la carrera y a la categoría en el calendario internacional.
    10 años despues lo encontramos tratando de que la categoría no se » desinstale» del calendario local.
    ¿Como deberíamos llamar a esta década de Peón?
    ¿perdida,despílfarrada,inútil,o la última década de la categoría y/o su presidente?

  2. Si tengo una fábrica de bicicletas y no las vendo me fundo. Si tengo fábrica de chocolatines y no vendo me fundo. Ahora si tengo una categoría de automovilismo me doy el lujo de regalar entradas, marcar 1 o 2 puntos de rating, no despertar el menor interés en nadie, ocupar espacios minúsculos en los diarios y sin embargo sigo con la actividad. Cómo hacen? De dónde sale la plata? Quiénes son esos sponsors despilfarradpres que disfrutan pagar 50 mil pesos una publicidad en un auto que no va a ser vista por nadie?

  3. Ya pasaron casi 48 horas de los 200km de supertc2000, que casi no se corren por la clausura del autódromo ¿se habrá enterado visionauto?….

    • Algunos muchachos tienen unas exigencias propias de alguien que contrata un servicio y paga por ello… Y ni siquiera son capaces de dejar su nombre y apellido reales. ¿Si nos enteramos? ¿No leíste los diarios del lunes? Estábamos abajo del arco, pero no sabemos si vos también estabas…

      • que te pasa vision? estas nervioso? jajajaja, bueno, me alegro porque la nota que hicieron está buena. Y no estaba bajo el arco el domingo, vivo en el interior y muy lejos, aunque suelo ir a ver otras carreras. Saludos.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre