DECISIÓN REPENTINA.

“Venía con Julián Santero, de regreso de la carrera de TN en La Pampa. Al verme callado y triste, Julián me preguntó que me pasaba, y ahí le dije lo que sentía y tomé la decisión de dejar las carreras”.

¿Qué sentías? pregunta visionauto ante la confesión de Juan Pablo Rossotti, acerca de cómo decidió su retiro del automovilismo. Ha recorrido 27 años de actividad y transitó por gran parte de las categorías del automovilismo argentino. El recorrido desde 1995, comprendió entre las principales categorías a la Fórmula 3 Sudamericana donde asomó como una de los nuevos nombres, Sport Prototipos, TC 2000, TC 2000 Light, Copa TC 2000 y Turismo Nacional.

Sobre el Vento del Alifraco Sport. Juan Pablo Rossotti concretó en la Clase 3 del Turismo Nacional sus ultimas participaciones en el automovilismo.

“Sentí que no tenía ganas de nada. Me dio bronca una mala racha que venía en los últimos años, y no se terminaba. Mi decisión es muy personal, por eso no me parece justo echarle la culpa ni al auto, ni al equipo; el auto andaba muy bien, siempre tuve el respaldo del Alifraco Sport y puntualmente de Ariel Espósito. Ariel se la pasaba al lado mío poniendo todo su sacrificio y buena voluntad. El tema no pasó por ahí, por eso no tengo rencores con nadie. Uno tiene que entender la situación cuando no te divertís con lo que hacés. Son señales que te indican que es algo tóxico, y que por el momento necesito sacar de mi vida; eso es lo que me pasó”.

Ante la confesión, surge la otra pregunta clásica en estos casos: ¿No tenés miedo de arrepentirte?

“No creo que me arrepienta porque fueron muchos años en el automovilismo. Los muchachos del equipo me preguntaron si preparaban el auto para la próxima y les dije que no. Igual seguiré ligado al automovilismo desde mi cargo en APAT. Además tal vez haga una carrera despedida. Puede ser la de dos pilotos de Turismo Nacional que hay prevista para noviembre en el Gálvez. Antes de tomar la decisión de retirarme, había acordado con Santiago Mangoni para que me acompañase”.

En su paso por el TC 2000, Rossotti venció en el Oscar y Juan Gálvez porteño sobre un Peugeot 408 de la Escudería FE.

-De tantos años en las carreras, ¿qué te quedó pendiente?

No muchas cosas, Tal vez salir campeón o ganar en la Fórmula 3 Sudamericana, que fue la única categoría en la que no gané de todas las que participe, y eso que corrí en varias excepto el Turismo Carretera. No fue por ninguna cosa en especial que no estuve en el TC , sino porque no se dieron las cosas y me fuí por el lado del TC 2000. Igual me voy tranquilo y con el cariño de la gente”.

-¿Crees que podrías haber logrado mucho más en el automovilismo, de haberle puesto una mayor dedicación?

-Puede ser que en ese caso, hubiese tenido mejores resultados, pero te repito, me voy tranquilo porque encaré el automovilismo a mi manera, más como una diversión. No fuí un súperprofesional, porque aparte de las carreras tenía mis cosas (entre otras, participó en un reality show en televisión) y negocios, reitero no me arrepiento”.

-¿Te gusta el automovilismo actual?

-Hay muchas categorías y la gente se confunde y no sabe qué mirar. Además no hay verdaderos ídolos y eso no está bien. No hay pilotos como Traverso, Bessone, Luis Di Palma. Sí, están Rossi, Canapino que son muy buenos pilotos, pero por una cuestión de personalidades, no trascienden tanto a la gente.

A los 46 años (12/1/76) Juan Pablo «Felpa» Rossotti le baja la bandera a cuadros a su campaña deportiva. Se va un piloto y un personaje.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre