MIRALO, CITROEN lo ha presentado en el 64º Salón Internacional del Automóvil de Frankfurt 2011. Es el Tubik, «un shuttle tecnológico para volver a dar un sentido a los viajes y que sean compartidos, inteligentes, conectados y ecológicos», anuncian desde la terminal.

Tubik dispone de 9 plazas con un estilo que no sacrifica los códigos de distinción de una berlina moderna. Los equipos de ingenieros que lo crearon, se inspiraron en las líneas del célebre Citroen tipo H, que recibió afectuosamente el apodo de «TUB».

Ofrece a los pasajeros un capullo con el más puro espíritu «lounge», dedicado a la distensión con sus múltiples posibilidades de modularidad de los asientos (semi recostado, frente a frente). ¿Sus medidas?, generosas: ancho 2,08 m; altura 2,05 m; largo 4,80m. Otra: el vidrio panorámico sin polarizar da acceso al habitáculo, mientras que la puerta del conductor se despliega en élitro, la puerta lateral libera cada lado por completo mediante una translación circular.

De acuerdo a las ganas que tengas, podés modular la posición de las 3 filas de asientos y así disfrutar a pleno. La fila del medio puede convertirse en mesa ratona, al plegarse bajo la última línea de asiento y así liberar un espacio de casi de 2m² e incluso desplegarse completamente para convertirse en una reposera.

Si de tecnología hablamos, trae una pantalla gigante con display semi-circular y sonorización espacial high definition. Al tomar el volante de Tubik, el conductor penetra un universo ultra-tecnológico totalmente construido en torno al puesto de manejo. Este espacio se materializa en lo que los diseñadores denominan el «ciclotrón», que reúne en un solo trazo circular el asiento, pedalera, volante y el display circular.

Instalado en su asiento, el conductor es identificado por reconocimiento digital, y dispone a su alrededor de todas las informaciones necesarias para la navegación en el display head-up, y la pantalla situada en el centro del volante. Para vigilar la parte trasera, una pantalla difunde las imágenes de las cámaras de retroceso y de visión trasera.

Si del cuidado del medio ambiente se trata, al adoptar la tecnología Hybrid4; Tubik conserva un nivel de emisión de CO2 equivalente al de una berlina clásica. Esta cadena de tracción «Full Hybrid» Diesel aumenta su autonomía con respecto a una motorización térmica, y brinda una motricidad óptima gracias a las 4 ruedas motrices (el tren delantero traccionado por el motor térmico y el trasero por el eléctrico). Las suspensiones hydractive, permiten conservar la distancia con el piso en forma constante, y al bajar en forma automática se ve favorecida la aerodinamia y la reducción del consumo y de emisiones de C02. ¿Las llantas?, de 22 pulgadas!.

Fotos Prensa Citroen Argentina
Por C.S

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre