NO ES NINGUN SECRETO,  los tiempos que vivimos son plenos de vértigo.

Todo transcurre a una velocidad inusitada, y por lo tanto si te hablamos de trazar planes y establecer proyectos en el automovilismo, el mañana, el futuro casi es hoy.

Viste que en el Súper TC2000, Fiat prosigue su campaña este año en la
categoría con un equipo que tras un pantallazo, se instala la sensación de situarse un escalón abajo del resto de los oficiales. Por despliegue, por vuelo técnico, por la apoyatura económica y por el peso de los pilotos, jovenes exponentes en plena etapa de expansión, y sin la presencia de un referente de los mejores que pueden encontrarse entre los actuales.

Si bien recién ha transcurrido un tercio del campeonato del Súper, en el caso de Fiat se mueven con sigilo pero con determinación si del futuro se trata, del 2018 te hablamos. «Estamos en un año de transición, mientras pensamos y trabamos con el objetivo de volver a situarnos al mismo nivel del resto de los equipos oficiales”, escucha decir Visión de boca de alguien que cuando habla, suele tener la precisa. Alude al esquema 2017 armado para el equipo de la marca italiana que cuenta como pilotos a Emmanuel Cáceres y Carlos Javier Merlo, corren con los conocidos  Linea que ya han dejado espacio en las líneas de producción de la terminal a modelos más nuevos y avanzados.

-publicidad-

La firme intención es volver en 2018 a contar con un equipo que tenga posibilidades de pelear de igual a igual con el resto en las carreras, y de este modo volver a los primeros planos como `pretenden en una marca con tanta historia como Fiat en el automovilismo, en la Argentina y en el mundo.

 

La formación del actual equipo Fiat en el Súper

 

Para concretar la idea fuerza aún en gestación, apunta la automotriz que preside Cristiano Rattazzi, un fierrero de alma, a poner en pista tres autos.¿A que autos nos referimos?, al nuevo Tipo, lanzado en Italia que proyectan importar para hacerlo correr en el Súper y, también incorporarlo al mercado automotor nacional como una atrayente opción de compra para los usuarios argentos.

En tren de continuar sacando punta al lapiz, Fiat buscaría sumar a un piloto top rentado, «hoy los más considerados son Rossi, Canapino, Ardusso, a ellos no podemos aspirar porque tienen contratos y ganan muy buen dinero. Un escaloncito apenas atrás hay nombres de gran valía como Werner, Pernía, Ledesma, Risatti», deslizan a VA. Entre algunos nombres como los últimos, y otros que pueden sumarse, deberías imaginar quien podría sentarse en uno de los Tipo en 2018. Quieren un piloto de los muy buenos, pero aclaran «no estamos dispuestos a pagar una locura de plata», apuntan y quien te cuenta,
no puede con la costumbre, escucha.

El segundo eventual piloto debería situarse entre el lote de los reconocidos, pero su salario estaría solventado en parte por aportes publicitarios que debería gestarse, y el tercero tendría que aportar el presupuesto total requerido para toda la temporada, a modo de hacerse de la restante butaca.

Una pregunta clave surge, en caso que alumbrara y se concretara la idea de relanzarse Fiat en el Súper, ¿quien o quienes serían los encargados de representar a la marca, construir los autos y encargarse del mantenimiento, desarrollos y puesta en pista?. «No hay mucho para elegir entre los más aptos», aporta uno que se prende en el ida y vuelta y pretende mostrar que sabe de lo que habla.

 

En 2017, Fiat también presente en TRV6 y Top Race Series (Fabrizio Persia en la imagen)

 

Como sabés, Fiat no sólo corre en Súper; este año aceptó el convite de Alejandro Urtubey y se sumó al Top Race. Y así como ves, piensan en el 2018 si del STC se trata, lo mismo elucubran respecto al TRV6. ¿Y que tienen in mente?. Bueno mirá, pretenden emular la estrategia desarrollada por Toyota, con los mismos dos pilotos top y dos coches en ambas categorías. Es decir, como se da con Rossi-Ponce en los Corolla en el Súper y con los Camry en TRV6. Fiat participa esta temporada tanto en TRV6 como en Top Race Series donde los resultados se han acercado más a los pretendidos.

¿Que más?; nada. Tiempo al tiempo.

 

Por Carlos Saavedra

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre