POUR LA GALERIE.

Así fue la presentación de Red Bull del nuevo modelo RB 18, con el que competirá en el Campeonato Mundial de Fórmula 1. Es que su puesta en escena estuvo más dirigida a mostrar a sus patrocinantes y nuevas decoraciones, especialmente el lugar ganado por la empresa tecnológica Oracle, que a revelar las novedades técnicas que recién tendrá en los ensayos de Montmeló desde el 23 de febrero. Ensayos que serán a puertas cerradas, sin cobertura periodística, algo que en cambio tendrán días después las pruebas en Bahrein.

El Red Bull RB 18 es la esperanza del equipo austríaco para repetir el título de pilotos con Max Verstappan y quebrar la series de ocho CopaS de Constructores consecutivas que acumula Mercedes Benz..

Igual y como es habitual no faltaron las palabras de los integrantes del equipo. «Estoy esperando subirme al nuevo auto, después de haber ganado el campeonato. Hay muchas cosas que no se conocen del auto. Me preparé entrenando, pero tengo la duda de qué pasará con el nuevo auto en pista», destacó Max Verstappen. El neerlandés, ante la pregunta sobre si la conquista del título le hará cambiar su espectacular estilo conductivo, aseguró «haré lo de siempre, no hay razones para que sea diferente. Solamente como piloto, tengo que adaptarme a las nuevas regulaciones». ¿Te quedó claro Lewis?

El director deportivo del equipo Christian Horner al brindar su punto de vista, sostuvo: “El nuevo auto es mucho más limpio desde el aspecto  aerodinámico. El concepto general es ayudar a que haya más sobrepasos. Es una nueva filosofía y una nueva forma de encarar el trabajo para cada equipo. La evolución se verá con el paso de las carreras de la temporada. Estas regulaciones son las más importantes en 30 o 40 años en la Fórmula 1 y seguramente se producirán muchos cambios. Habrá más efecto suelo y los autos se van a poder seguir más de cerca, eso cambió toda la filosofía de cómo se armó el auto». 

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre