EN LOS ENTRENAMIENTOS DEL DÍA ANTERIOR, APERTURA DEL GRAN PREMIO DE LOS PAÍSES BAJOS, HABÍA ASOMADO CHARLES LECLERC CON LA FERRARI.

A la hora de la clasificación sabatina en el histórico circuito de Zandvoort sobre la costa del Mar del Norte, Max Verstappen pisó fuerte el superior Red Bull y suya fue otra pole para que no se detuviera la locura de sus compatriotas, una multitud.

En su casa, el campeón saltó adelante luego de mostrarse sin el rendimiento habitual el día anterior por problemas en la caja de cambios (octavo; más allá que las Ferrari de Leclerc a 21/100 y Carlos Sainz a 96, le respiraron en la nunca. «Somos mucho más fuertes que el fin de semana pasado en Spa», aseguró el moneagasco.

¿Podía en el Gran Premio de Países Bajos, por fin, las Ferrari presentar batalla a Max y Red Bul de principio a final (su compañero Checo Pérez se despistó, de todas formas, apareció quinto)?. «Simplemente genial, muy buena recuperación!», dijo por radio Verstappen a su equipo ante la pole consumada. Si su Red Bull mantenía el rendimiento, más el acercamiento de Ferrari  y el ritmo mostrado por los Mercedes de Lewis Hamilton y George Russell, acaso el GP podía tomar muy buena temperatura.

Dos bengalas (color naranja claro) de las incontables lanzadas desde las tribunas durante el fin de semana, llegaron a la pista y  provocaron banderas rojas en la segunda tanda de la clasificación, y una amarillaen la última. Solo el tailandés Alexander Albon (Williams) girabfa cuando se lanzó la bengala a la pista. La otra originó una bandera amarilla en la última manga clasificatoriaa (Q3). «Tonto y estúpido», así calificó Verstappen el lanzamiento de bengalas por parte del público.

En la Argentina, el recuerdo existente sobre bengalas lanzadas, es muy doloroso, luctuoso (Boca-Racing, años atrás, un muerto). En nuestro país, el rechazo hacia esta práctica, es cuestionada por medios y público. En Zandvoort no pareció originar respuestas similares ante tan cuestionable proceder. El que sí, fue crítico resultó el mismo verstappen, «tonto y estúpido».

¿Podía en el Gran Premio de los Países Bajos, por fin, las Ferrari presentar batalla a Max y Red Bul de principio a final (su compañero Checo Pérez se despistó)?. «Simplemente genial, muy buena recuperación!», dijo por radio Verstappen a su equipo ante la pole consumada.

Gracias público mío. Max saluda ante la ovación del gentío

Si su Red Bull mantenía el rendimiento, más el acercamiento de Ferrari  y el ritmo mostrado por los Mercedes de Lewis Hamilton (cuarto) y George Russell (sexto), acaso el GP podía tomar muy buena temperatura. «Quedé muy feliz porque que el auto finalmente haya despertado este fin de semana. Pasar la Q1 y Q2 y estar solo 1/10 detrás de Red Bull, fue una gran sensación y realmente me dio muchas esperanzas de pelear en la primera fila», apuntó Lewis

En el estrecho y corto trazado de Zandvoort, con peraltes, gaviotas, la cercanía del mar y el viento, que demandaba una puesta a punto con alta carga aerodinámica, derivó en más consumo de cubiertas, Verstappen y sus oponentes debieron tomar más recaudos.

Zandvoort por su dibujo, además, pudo originar incidentes en el GP. En la clasificación se vio una muestra, cuando al salirse de pista el Red Bull de Pérez, perjudicó a Fernando Alonso (Alpine) quien así no pudo meterse entre los 10 de adelante.

 

Fotos: portada (gentileza motorsport.com)

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre