ALICIA REINA forma parte del “otro” Dakar: ese en el que lograr dar la vuelta es una victoria en sí misma, sin importar la posición final.

Con sed de revancha por haber tenido que abandonar en Chilecito en la edición 2015, la “Negra” se preparó durante todo un año para lograr el ansiado objetivo. Después de 13 jornadas extremas y tras recorrer los 9.000 kilómetros que presentó este Dakar Argentina-Bolivia 2016, completó la competencia más exigente del planeta al arribar a Rosario con la frente bien en alto.

Acompañada por su navegante Dante Pelayo sobre la Toyota Hilux N° 414 y por sus hijas Florencia y Carla, que la siguieron por su cuenta durante todo el recorrido, Reina y su compañero dieron muestras de valentía al sobrepasar el sinfín de obstáculos que se le presentaron durante esta competencia. Los rionegrinos soportaron calores extremos, debieron detenerse por horas a arreglar su camioneta o pasar días con escasas horas de descanso para vencer a la carrera más exigente del planeta.

VisionAuto

Aunque el puesto final -terminó 61 en la general- quedará como una anécdota, concluir -fue la única mujer en terminar en la categoría Autos- y subir al podio final de Rosario son sinónimo de victoria para esta mujer de 41 años que hace un tiempo se ilusionó con correr un Dakar y hoy ya tiene dos en su haber.

Reina festeja junto con sus hijas y sus allegados el haber completado un nuevo Dakar.

 

Por el equipo de VA.

Foto: prensa Alicia Reina.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre