LA BOMBA no la ha originado Fernando Alonso, a quien se lo sindica con mucha fuerza, como alejado de Ferrari.

La bomba la arrojó Sebastian Vettel al anunciar que cuando caiga el telón de la temporada 2014, se saca el buzo de RedBull para colgarlo entre sus recuerdos.

Ante semejante decisión, se acentúan las especulaciones en torno a su salto a Ferrari. Aseguran los que conocen bastante la cocina, que la decisión del cuádruple campeón, no ha obedecido al pobre 2014 que ha transitado, que lo visto con con demasiados inconvenientes y por si fuera poco, muchas veces superado por su compañero Ricciardo.

Vamos muchachos, hablen!. Vettel y Alonso ante la prensa en Suzuka en un fin de semana monopolizado por Mercedes en la pista, para variar, y por Sebastian y Fernando debido a los pasos futuros de ambos.

 

-publicidad-

A propósito el australiano tendrá nueva compañía en 2015, es el prometedor ruso Daniil Kvyat, debutante este año con un Toro Rosso.

¿A que puede apuntar Vettel en Ferrari?.

1. A llevar al auto rojo al esquivo título del mundo lo antes posible, más allá que desde el cavallino hayan dicho que les demandará tres año contar con un coche competitivo; pronóstico que no le cayó nada bien a Alonso. Vettel campeón con Ferrari, sería codearse con la gloria deportiva.

2. A demostrar que es un gran piloto y que los cuatro títulos logrados con RedBull, no fueron producto de la suerte y de contar con el mejor auto. En definitiva, mostrar que es realmente uno de los grandes de todos los tiempos.

En fin, todavía falta lo mejor…

Por C.S

Foto: [email protected]

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre