EN SU CIUDAD, CARRERAS, EN SANTA FE.

Perdura; perdurará la cálida sonrisa, sus lentes y después de su familia, los otros amores: El automovilismo y los aviones. Volar sobre cuatro ruedas y en el aire. Juan Marcos Angelini, Tati.

Hasta que todo se frustró el 23 de septiembre de 2018, cuando volaba con su avioneta para acrobacias que tanto lo entusiasmaban, y cerca de su casa en Carreras, la avioneta se desplomó y se llevó su vida.

-publicidad-

Frente al monumento, el padre de Tati; el Pincho Castellano y Jonatan, grandes amigos de los Angelini.

 

De un pensamiento en común, surgió la idea de cristalizar un homenaje a Tati que fuera permanente. Así ganó cuerpo la construcción de un monumento para recordarlo. Y esa cometido se cumplió al inaugurarse la obra ubicada a la entrada de Carreras, a unos 75 kms de Venado Tuerto.

Emoción, melancolía, algunas lágrimas, hubo durante la inauguración del monumento a Juan Marcos Angelini fallecido aquel soleado 23 de septiembre de 2018.

Estuvieron entre otros, su padre el conocido “Chori”, respaldo incondicional de su hijo, Jonatan Castellano gran amigo del Tati, Oscar Castellano, Rubén Salerno en representación de la ACTC, pilotos del TC del 85; funcionarios del municipio; hinchas de Dodge, marca con la que se identificó en Turismo Carretera y mucho público.

El terreno para el monumento lo donaron los abuelos de Tati, y los hinchas (“La 7” la hinchada, por la tribuna que ocupan los hinchas de Dodge en el autódromo porteño) trabajaron durante los fines de semana para dar forma a la escultura.

Tati Angelini nacido el 21 de octubre de 1986 se inició en Fórmula Renault (2002) y fue subcampeón (2005). Pasó a TC Pista y salió subcampeón (2007); en 2008 saltó al TC donde ganó tres carreras, y también corrió en Turismo Nacional.

Tati Angelini, el de la sonrisa que pintaba lo buen tipo que era.

 

Fotos: gentileza El Litoral.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre