Y VIVE PARA CONTARLO.

El francés Sebastien Bourdais la sacó realmente barata en el óvalo del Indianapolis Motor Speedway, donde se desarrollaba la segunda jornada clasificatoria para las 500 Millas de Indianápolis de la IndyCar. Cuando «volaba» a 372,618 km/h, perdió el control del auto que le prepara el Dale Coyne Racing y pegó en parte de costado y en parte de frente contra las barreras de contención.

Mirá el escalofriante choque:

httpv://youtu.be/gzYJSBlM0HA

 

El impresionante golpe, que fue de 118G y que no hace mucho tiempo hubiese sido fatal, le deparó al galo -nunca perdió la consciencia a pesar del impacto- múltiples fracturas en la pelivis y una en la cadera, lesiones por las que fue operado el mismo sábado. Esto le deparará entre 6 y 8 semanas en muletas y luego la rehabilitación, por lo que se perderá el resto de la temporada.

Y, observando lo que fue el accidente, es un precio muy bajo el que le toca pagar.

 

 

Por Cristian Re.

 

-publicidad-

1 COMENTARIO

  1. 118 g ???.
    Cómo le quedó el cerebro?
    Y los órganos comprendidos entre el sistema costal?
    Si vuelve a caminar, y se acuerda como se llama, donde vive,etc. que se considere muy conforme.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre