DURO E IRÓNICO.

 Agustín Canapino fue cauto en el relato y no abundó en mayores quejas sobre sus maniobras con Julián Santero en el áspero final del TC 2000 en Concepción del Uruguay. Tampoco se conocieron opiniones sobre la sanción que lo relegó al segundo lugar y le dio la victoria al piloto mendocino.

Con varios sobrepaso, Santero y Canapino protagonizaron un emotivo y áspero final, en Concepción del Uruguay.Las autoridades recargaron al Titán.

Si, hubo una dura declaración de Guillermo Cruzetti, responsable técnico del Chevrolet del Titán. Como su piloto, Cruzetti parece tener su libretita, donde sobresale al toque que Agustín con su Cruze y Julián con su Toyota, protagonizaron en los 200 Km de Buenos Aires y que fue considerada simplemente como “una maniobra de carrera” por parte de las autoridades.

-publicidad-

 “Parece que en la escribanía de Toyota vieron otra carrera…” largó sin filtro en Carburando el habitualmente prudente Cruzetti al conocer el recargo a Agustín. ¿Es para tanto?

2 COMENTARIOS

  1. Se equivoca Cruzetti,Canapino debe ser el piloto a quien mas consideraciones le tienen tanto los comisarios de la CDA como ACTC.Ayer se paso de la raya,sus maniobras fueron claramente antideportivas.
    Escribania de Toyota?Parece que Guillermo se olvido de Villicum 2021,o de la carrera del Cabalen donde Canapino lo tiro afuera a Urcera en la primera curva,entre otras…

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre