LA VIDA EN DOS FACETAS CON NADA EN COMÚN.

Es la de Andrea Fauro. Forma parte de una familia del interior como otras, inmersas en el automovilismo, tan arraigada a los fierros que se desenvuelve en el equipo de competición de los Fauro en Marcos Juarez, Córdoba. Y, por otro lado, está vinculada al mundo de la medicina, también en la misma ciudad.

La mujer de 43 años, divorciada, madre de tres hijos Lucrecia, Juan Francisco y Facundo Busano, se dedica a trabajar en el equipo de carreras, y dice «trabajo hace casi 22 años en un Centro de Gastroenterologia y Endoscopia Digestiva en Marcos Juarez junto al Dr. Walter de los Rios Valdez, la Dra Alejandra de los Rios y el dr Bruno Zelaya, soy asistente de endoscopia y también secretaria».

Fauro (der.) junto a médicos, en su otra faceta.

Los Fauro, oriundos de Marcos Juarez, «somos una familia que siempre se dedicó a los fierros; mi papá Miguel Angel Fauro, más conocido como Lito, desde muy chico trabajó en autos de fórmulas de distintas categorías, y también coches con techo en Turismo Nacional. Ahora, desde hace unos años, él ya no trabaja en la preparación de los autos y del equipo, pero nos acompaña a las carreras. La familia siempre unida, ja!«, detalla Andrea.

-publicidad-

Su hermano German Fauro, formó el equipo Fauro Sport por el cual pasaron muchos pilotos que han llegado a competir a nivel nacional. La mujer resalta, «con nosotros corrieron Facundo Ardusso, Facundo Aldrighetti, Rodrigo Lugón, Braian Reinoso, Facundo y Juan Pablo Rotondo, Facundo Chapur, entre otros».

La mujer junto a su hermano en un box.

Apasionada por los autos y las carreras, así como de su ocupación como asistente de endoscopia, Andrea Fauro, sigue bien de cerca el devenir del mundo de la velocidad en la Argentina y en el mundo, «desde ya, en casa miramos por la tele todos los domingos las carreras de las distintas categorías nacionales y de afuera. El automovilismo argentino sin dudas, es muy importante y te encontrás con pilotos, ingenieros, técnicos, desde ya mecánicos, que son de primera». Seguidora en particular del Turismo Nacional, «las carreras tanto de la Clase 2 como Clase 3 son buenísimas» sostiene; y no tiene «un piloto preferido, hay varios muy buenos, excelentes».

Su rutina diaria la encuentra por las mañanas «en el taller de mi hermano, tomamos unos mates, charlamos sobre temas del equipo y si hace falta doy una mano en los autos en lo que me pidan». Por la tarde, la aguardan el guardapolvo blanco y el equipamiento requerido debido a la pandemia, «lo que le ha pasado al mundo y a la Argentina con el Covid es terrible», sostiene.

A la hora de las carreras, recorren kilómetros y kilómetros, «yo voy a las de la Fórmula Renault Plus que compite junto al Córdoba Pista, y me ocupo de diferentes tareas -dice Andrea-, viste que en un fin de semana de carreras, el tiempo pasa volando y muchas veces trabajamos contrarreloj. En mi caso, soy multifunción, ja!, me puedo ocupar desde hacer la comida para todos los chicos del equipo, hasta dar una mano para desarmar una caja de velocidades, sacar el motor y cambiarlo, aspirar los autos, cambiar las gomas, la actividad es constante».

De guardapolvo blanco y anteojos (segunda desde la izq), junto a compañeros profesionales de la salud.

En la actual temporada el equipo Fauro Sport cuenta con autos que corren en la Fórmula Renault Plus con los pilotos Lino Cibien, Brian Massa, Heber Lamboglia y Mateo Carrera, y también atiende el auto del chaqueño Stefano Polini en la Fórmula 3 santafesina que corre junto al Carshow de Santa Fe. La F-R Renault Plus desarolla el campeonato en los autódromos de Paraná, Rafaela, el Cabalén de Alta Gracia, Río Cuarto y este año visitó el Rosendo Hernández de San Luis. En cuanto a la F-3 santafesina corre en Rafaela, San Jorge, Paraná, Allta Gracia. Antes de la pandemia, en los últimos años, también ambas categorías pasaron por el Autódromo de Termas de Río Hondo.

«La verdad, el automovilismo es mi otra pasión; síí!, me hubiese encantado correr pero bueh, no se me dio», reconoce la mujer antes de confesar ante la pregunta de visionauto, que «el ambiente de las carreras es muy machista, hay funciones donde ver a una mujer es casi imposible, ¿acaso no podría haber una mujer que fuera comisario deportivo?, creo que sí, pero como te digo, el ambiente muy machista a diferencia del otro que habito, en el ámbito de la medicina es más fácil la inserción laboral».

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre