AMENAZA ENCUBIERTA.

Seguramente Agustín Canapino pensó en los Chevrolet de Ledesma y Ardusso, el Torino de Urcera, el Dodge de Castellano y los Ford de Werner, Gianini, Lambiris, Josito  e incluso el propio DeBenedictis,a la hora de imaginar un rival en sus intenciones de estrenar con un triunfo el campeonato 2022 de Turismo Carretera. Por el contrario, tal vez no tuvo en cuenta a un auto que inicialmente se alineó en la grilla pero sin pretensiones competitivas: el auto de seguridad. Esa novedad tomada desde hace unos años en función de dotar de una mayor seguridad a las carreras en casos de accidentes o despistes que compliquen el tránsito por el circuito.

De aplicación general en el automovilismo mundial cada vez es mayor la cantidad de carreras que modifican resultados que parecían irreversibles a partir del ingreso del auto de seguridad y sus consecuencias. Una situación que provoca que competencias de trámites aburridos terminen con un final de alto nivel emocional y sean calificadas como espectaculares. Fresco, trascedente y polémico ejemplo es el Gran Premio de Abu Dhabi, que decidió en favor de Max Verstappen un título mundial de Fórmula 1, nada menos, que ya festejaba y merecía Lewis Hamilton.

La polémica definición del Mundial de Fórmula 1 en Abu Dhabi es el más fiel ejemplo de lo decisivo que muchas veces es el ingreso del auto de seguridad en los tramos finales de las carreras.

Sin entrar en grandes y precisas comparaciones, algo similar sucedió en Viedma. A cuatro vueltas del final, Canapino marchaba tranquilo rumbo a la victoria tras haber controlado a Johnnito DeBenedictis en el par de relanzamientos iniciales. El tercero venció la resistencia del Titán. Hambriento de victoria, Johnnito salió a porfiarlo como nunca antes y le ganó con el aporte de la fortuna que siempre se necesita para salir bien parado de los toques. La estrella de Canapino lo iluminó en algo más importante  que el resultado deportivo. Salió con sólo traumatismos testicular y en los empeines de un golpazo que pudo tener consecuencias más serias.

El espectáculo quedó agradecido a ese tercer ingreso del auto de seguridad que transformó una carrera monótona y lineal en un final de locos. Esta es la imagen que quedara de esta apertura 2022 del TC aunque no sea totalmente real. Igual vale porque también esas consecuencias forman parte de los beneficios del auto de seguridad al reactivar luchas por la victoria que no se dan en condiciones normales. Un objetivo que a veces tienta a los abusos de los ingresos del auto de seguridad y hasta provoca suspicacias sobre si todos los despistes los ameritan. Como contraposición de los beneficios de ese interés renovado, quedan  definiciones que a veces dejan un matiz de injusticia al perjudicar con sus consecuencias a quienes dominaban la carrera y de pronto por circunstancias ajenas ven diluir esa ventaja y la pierden. Es cierto que forma parte de las reglas pero no parece justo. Es como si en futbol, un equipo que gana 4 a 0 de pronto, porque llueve, por ejemplo como factor externo, pasa a ganar sólo por 1 a 0….

Mariano Werner tenia todo bajo control en Paraná 2021 pero en el relanzamiento de la vuelta final fue superado por Juan Cruz Benvenuti. Otro caso de una carrera con decisiva participación del ingreso del auto de seguridad

No es intención de esta nota volver a épocas en las que las carreras continuaban a velocidad con autos despistados en posiciones peligrosas y con pilotos heridos. No. Si, lo es buscar una alternativa que sin descuidar la seguridad, obviamente tema prioritario, tampoco haga quedar desubicada a la justicia deportiva. Como posibilidad surge, siempre viendo las circunstancias propias de cada carreras, limitar los relanzamientos hasta cumplido el 80% de la distancia total. No están tan lejanos los tiempos en que carreras complicadas por accidente se daban por terminadas en caso de haberse cumplido el 75%, e incluso menos, de su desarrollo.

Obviamente esto suena utópíco en una época en que las categorías con distintos métodos (grillas invertidas, ordenamientos por sorteo), buscan dar el espectáculo atractivo que genuinamente no siempre producen. Los relanzamientos forman parte de ese menú. A diferencia de las otras no distorsionan totalmente el sentido deportivos- Además son más interesantes. Sólo que a veces sus resultados dejan una cierta sensación de injusticia. Una situación relegada en la obsesionada búsqueda del espectáculo.             

 

 

-publicidad-

5 COMENTARIOS

  1. No way miguel. Deja los autos de seguridad donde estan. Por otro lado canapino no es ningun tonto y venia guardando y cuidando. Y no le quites merito a jonny, que no le mostro nada en el primer relanzamiento, que se la jugo por completo y que creo era el mas rapido del parque para transitar por curva 1. Creo que agustin no aguanto el stress de perder una carrera que tenia casi en el bolsillo y la porfio de mas. Pero reconozco que es facil hablar desde abajo y con el diario del lunes.

  2. Y si vamos a comparar con el futbol, no hay deporte mas injusto que el futbol. Cuantas veces se dio que un equipo que se defiende, golpea y ensucia el espectaculo termina ganando en una jugada fortuita. La ventaja nuestra es que la injusticia esta pautada, todos saben que no tiene sentido escaparse 10 o 20 segundos por un eventual auto de seguridad.

    • Acuerdo con Pedro.Ademas el manejo del AS en el TC viene siendo mas transparente y acorde a lo que dice el reglamento que la propia F1…tan bajo cayo la maxima en la definicion de AbuDabi.
      Si creo que el TC tiene que disminuir el tiempo de rescate de los autos despistados para que el tiempo de carrera bajo AS sea significativamente MENOR,eso si creo que desvirtua algunas carreras.
      Canapino le dijo a Ortelli por la radio que queria asesinar a los rivales???Pobre,al final se suicido tocandose con Jhonito

  3. Los relanzamientos a la par y los pontonazos deforman todo. Y ni hablar si es a una vuelta final, muy similar a lo que pasa en f1. Y encima algún sector del público piensa que eso es una buena carrera…

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre