LAS HINCHADAS, RESPALDO FUNDAMENTAL.

El tema de la incorporación de Toyota al Turismo Carretera a partir de la primera fecha de 2022 en Viedma, también impacta en los aficionados al TC, en los hinchas y se hacen escuchar.

Visiónauto escucha los pareceres de Oscar, un colorido taxista porteño de poco más de 40 años. Un verdadero fana del TC que vive con intensidad su pasión por el automovilismo.

«A propósito de lo que ustedes me plantean muchachos, yo me vengo preguntando, ¿qué te están haciendo automovilismo argentino? Qué raro está nuestro automovilismo, ese que hace años desbordaba de público…,claro eran otros momentos del país pero ojo, la pasión del nosotros, los hinchas, que se viene transmitiendo de generación en generación no se negocia viejo!, dejate de embromar!»

-publicidad-

«Parece que los dirigentes se olvidaron de SU público, sí ponelo con mayúsculas. El mismo público que durante la pandemia cuando no hubo actividad en pista, pedimos para que todos volvieran a laburar, lo vieron por todas las redes sociales y medios de comunicación bancamos».

«Y ahora, hace unos días nos desayunamos con la NOVEDAD de la entrada de una quinta marca al TC y también la vuelta de un piloto histórico y ex campeón de la categoría como Matías Rossi… En realidad, Toyota hace tiempo que está en la categoría, primero desde lo comercial con sus camionetas de rescate y pace car en la «máxima», je!, claro viejo, es la «máxima». ¿Se acuerdan cuando se vio a Toyota por primera vez en el TC, cuando publicitó en en el Falcon del 2018 de Rossi, en la ventanilla trasera se leía «Toyota Gazoo Racing» y también en los pontones del Falcon de Santerito. A algunos nos llamó la atención. Después vino la prueba, bueh!, prueba hasta ahí, de Barrichello manejando un Torino-Toyota a principios de este año en San Nicolás, en un evento de la empresa. El Toro pintado blanco, rojo y negro, los colores deportivos de Toyota. Bueh!, fue otro paso, otra forma de ir acercándose al TC… Y listo, en el 2022 va a correr en la «máxima» nuestra…».


UNA SEÑAL EN EL VERANO PASADO.

Febrero de 2021. Autódromo de San Nicolás. En un evento de la marca japonesa, hubo un Torino con los colores de Toyota Gazoo Racing y una Hilux de TC Pick Up. Rubens Barrichello los manejó. Visto a la distancia, acaso un paso de los iniciales para el desembarco concretado.

——————————

Sigue Oscar, verborrágico y con ganas de hablar casi sin bajar de su taxi: «¿Que me parece el desembarco de Toyota en TC?. La verdá, la verdá, me llena más de dudas que de certezas, desprolijo…¿Cual es la idea de fondo de los dirigentes?, ¿que haya más competitividad entre los equipos, mayor repercusión?. Convengamos que la categoría es un campeonato de pilotos, equipos y virtualmente de marcas; con carrocerías deformadas, adaptadas, con el correr de los años y de los distintos cambios técnicos-reglamentarios. Y las únicas que representan a nosotros los que bancamos, con esas históricaa rivalidades entre las marcas, somos los LOS HINCHAS DEL TURISMO CARRETERA…,después, el resto sarasa!».
«Si la idea es que sea mas competitiva, el camino es otro me parece y no incorporar otra marca más. Salvo que intenten crear disimuladamente algo asi como el STC 6000, je. En tal caso, lo que vamos a ver, sería un posible ensayo de laboratorio y pista, dando el puntapié inicial con el ingreso de Toyota…».
«¿Otra de las cosas que se me ocurren es preguntarme si la intención es modernizar a la categoría? Sí es así, ¿no era más directo e integrar a los seguidores del TC como somos, mediante encuestas en las redes sociales y medios, para que los dirigentes supieran lo que pensamos, el tipo de autos y carreras que queríamos a futuro? También a técnicos, estudiantes de escuelas técnicas a generar proyectos de autos, mezclando la historia de cada marca con la tecnología que se aplica hoy en los autos de carrera. ¿Por que razón va todo por un solo carril y no por la autopista de la pluralidad?».
«Nosotros, los hinchas, hemos quedado de nuevo en un segundo y tercer plano. Mienten cuando dicen que corren para nosotros, para el que paga una entrada y hace kilómetros para ir a una carrera, ¡con lo que cuesta!. ¿Saben que pienso’, que se dieron cuenta que el automovilismo sobrevivió al desastre de la pandemia sin el público, sin nosotros en las tribunas…A los dirigentes les da lo mismo si estamos o no en un autódromo, porque el negocio sigue adelante, por otros carriles, pero sigue. El público, las hinchadas,  YA NO SON EL NEGOCIO PRINCIPAL, a lo sumo será negocio para algún que otro kiosco…».
«Ah!, muchachos, les tiro otra. El tándem Toyota-Rossi repiten la historia de no hace mucho. Dejan el Top Race buscando el horizonte de Brasil…y en 2022 dejarían el STC 2000 para ir al TC. ¿La explicación que da el piloto es por cuestión de calendarios…pero, desde cuando comparten fecha el TC y el Súper? Si fuese así hay otros cuatro en las mismas condiciones…RAROOOO eh?, podría haber declarado que era por una cuestión presupuestaria…perooooo, es por los calendarios…».
«A todo esto, se supone que la ACTC le va a mandar la carta de invitación a Rossi, para correr el año que viene, ¿o eso de la letter no corre más? Ja!, y dejenme pensar mal, ¿lo habrían invitado de una al Misil si quería volver al TC sin la banca de Toyota?».
«Muchachos de visionauto, saludos, de un apasionado del automovilismo, que estça triste porque los problemas de fondo del automovilismo los esconden abajo de la alfombra. Ah!, y si precisan un «tacho», ya saben, me llaman, je!».
-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre