SÓLO AUTOS GOLPEADOS.

Con el fresco antecedente de lo sucedido en la Clase 2 en Neuquén (dos pilotos al hospital, y varios autos rotos) hubo una preocupación no exenta de temor por la presencia del Turismo Nacional en el circuito de La Pedrera en Villa Mercedes,  San Luis. “Un circuito lindo pero riesgoso” como coinciden la mayoría de los pilotos al repasar la imagen de los duros muros que circundan la pista y que en su historial se cobraron muchos autos golpeados y algunos huesos rotos. Recordar el duro accidente de Carlos Okulovich en la carrera de TC en 2018.

Una buena costumbre del Turismo Nacional es colocar la corona de laureles a los integrantes del podio. Antonino Garcia y sus escoltas la disfrutan.

“Es un circuito donde hay que tomar mayores recaudos y más cuando hay tantos autos como en el Turismo Nacional” fue la advertencia de un experimentado como Leonel Pernía. Se sumó a las que las autoridades les hicieron a los pilotos en la reunión previa al comienzo de la actividad de esta sexta fecha del campeonato.

No faltaron los golpes, algo casi inevitable en el TN y más en este circuito, pero todos sólo tuvieron consecuencias en los autos. Algo que sin embargo no evitó enojos en los equipos porque esos autos rotos hay que arreglarlos y eso significa un alto impacto económico en tiempo de crisis y costos por las nubes. También se escucharon  duras quejas de pilotos como por ejemplo de Leandro Carducci contra Johnnito De Benedictis. ”Casi me desnuca” largó Leo tras el toque entre ambos.

Pablo Ortega (Fiat Argo) pudo controlar a Matías Signorelli (Nissan) en la vuelta final y festejó su 2da. victoria en la clase 2. Renzo Blotta (Toyota) completó el podio

Por encima de estos sustos, el TN sacó adelante una parada brava. Paradójicamente en la clase 2, estuvo cerca de la victoria Facundo Bustos, uno de los dos pilotos accidentados (estuvo inconsciente varios minutos) en Neuquén. Ganador de una serie, sus chances se esfumaron al rozarse su Trend en la última vuelta con el Chevrolet Onix Sebastián Pérez. Aprovechó Pablo Ortega para sellar con el Fiat Argo su segundo éxito en 106 presentaciones en la categoría.

En cambio, la clase 3 tuvo un dominador claro desde el principio hasta el final en Antonino García. Sobre el Ford Focus del Martos Competición, este rionegrino demostró que se puede andar fuerte y sin golpearse entre los temidos muros de La Pedrera.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre