CON UNA MUÑECA FRACTURADA, el motociclista llegó a la meta y relató su odisea, que terminó con un dulce premio: su inscripción garantizada en el Dakar 2013.

 “Mi experiencia en el Dakar Series realmente fue una de las mejores de mi carrera y una revancha del sabor amargo que tenía de haber quedado afuera del Rally Dakar 2012. Sin dudas esto fue el Dakar propiamente dicho y en potencia, porque cumplí mi sueño de correr con los mejores y compartir ese espíritu competitivo con pilotos de primerísimo nivel y representar a mi país, y acercarme más al objetivo de la aceptación de mi inscripción a la edición 2013, algo que finalmente sucedió, y que me llenó de emoción, cuando me enteré, cuando estaba terminando la sexta etapa, en Resistencia”.

En carrera, buscando el sendero correcto.

“En las cercanías de un pueblo que se llama Delicia, en el kilómetro 300, venía con una goma pinchada, y por culpa de una piedra en un montículo de tierra me caí, perdí el control, el lodo hizo que patinara y no tuve ninguna oportunidad de restablecer la marcha. Allí tuve un golpe muy fuerte en la mano, me fracturé la muñeca izquierda y me esguincé el tobillo derecho. A los 15 minutos vino el helicóptero de la organización y me llevaron al hospital de la localidad de Eldorado. Estuve internado allí hasta la mañana siguiente, donde medité mi continuidad en la competencia, porque sea como fuere yo quería seguir, me había preparado mucho para esto. Pablo Cid dela Paz no quería que continuara, pero lo convencí y segui adelante, me sacaron el yeso, me vendaron y, como pude y a un buen ritmo, completé el resto de las etapas. Me benefició mucho el hecho de que no se corriera la etapa del martes por las intensas lluvias, estaba muy peligroso y no se podía correr, así que en la tercera etapa pude retomar y completar el resto. Me alegró saber que entre 43 motos que largaron solo llegaron 31, entre ellas la mía, en el último lugar. Solo me importaba llegar y que lo considerasen un buen precedente para entrar al Dakar2013”.

Le retiran el yeso a Ciampi para poder seguir adelante.
SpeedAgro

“Cuando llegué a Eldorado, la cantidad de gente que se acercó a saludarme, a prepararme mate, fue enorme. De hecho, cuando me internaron la enfermera supo que era corredor del Dakar y mandó a cocinar por su madre para mi, y hasta me hicieron tortas fritas. Un señor me regaló una canasta casera llena para mi y para el equipo. Nenes amontonados pidiéndome autógrafos como si yo fuese Lionel Messi. Y la máxima: en Chaco estaba a punto de pasar la rampa de llegada y el propio propio gobernador Jorge Capitanich me declaró piloto visitante ilustre de la provincia y por un dia me auspició en el Dakar Series”.

“El transporte, el nivel administrativo, las hojas de ruta y hasta la comida, todo lo que es un Dakar es diferente a un Cross Country o un Enduro. Para mi fue un orgullo compartir campamento con gente experimentada y con varios titulos encima como Cyril Despres, o grossos como Chaleco Lopez, Javier Pizzolito, Pablo Rodríguez, Nani Roma, la familia del Zotto… Cuando tuve el accidente fueron de los primeros que me ayudaron y se preocuparon por mí, jamás dejaron de preguntar como estaba”.

En la rampa, el Dakar 2013 es la meta.

Hablé con Etienne Lavigne, el titular de ASO, con quien me tocó emprender el regreso a Buenos Aires en avión, y antes de la ceremonia final me dijo que ya estoy adentro del Dakar 2013. Pensé que me estaba haciendo un chiste, pero al día siguiente a Pablo Cid dela Paz, jefe de mi equipo el PCP La Plata le llegó la confirmación oficial por ASO, donde me dan el visto bueno para correr el Dakar 2013 junto a él, Pablo, Juan Lembuch y Juan Cruz Ortiz”.

“Estaba haciendo el check–in en el aeropuerto para viajar a Misiones cuando alguien me toca la espalda. ‘¿tú eres Ariel?’ me pregunta. ‘Nos toca viajar juntos’ ¡Era Cyril Despres! Me inundó el nerviosismo tremendo, pero en ningún momento se agrandó y se creyó el mejor, sino al contrario, me explicó un montón de cosas y en ningún momento se guardó ningún conocimiento, siempre dispuesto y amable. Que un señor piloto de su talla y de su estirpe de campeón te diga eso y te aconseje como si te conociera desde hace muchísimos años, no tiene precio, aproveché mucho sus palabras”

“Después del yeso se viene un mes de kinesiología. Estoy tratado con analgésicos, que me ayudaron bastante durante el Desafio Litoral y me permitieron seguir. Luego tengo planeado volver al Rally Cross Country y hacer la fecha de Luján. Calculo que a mediados de septiembre estaré entrenando nuevamente, con la mente en el Rally CC y el Ruta 40, que me servirá de experiencia. Tampoco dejare de asistir y competir en los santiagueños y algunas de Enduro”.

Foto: Prensa Ciampi/M.Delay

 

 

 

Jeluz | Productos Eléctricos

2 COMENTARIOS

  1. Felicitaciones, sin dudas es un premio al esfuerzo y al sacrifio tener el pase para el pròximo Dakar. Conoci a Ariel Ciampi en febrero pasado cuando pasò por Balcarce y es sin dudas uno de los tipos mas humildes y amables que vi. Bien merecido lo tiene

  2. Les copio el link del video donde aparece ciampi saliendo del hospital y luego sacandose el yeso.. compartanlo¡¡¡¡

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre