SU SITUACION LA HA hecho pública, poco habitual, y sin vueltas.

A Germán Sirvent no le marchan las cosas como espera, y volvió a padecer en la reciente carrera de Súper TC2000 en San Martín, Mendoza. El de San Isidro está muy inquieto por la falta de rendimiento de su Renault Fluence. Como sabés, el Rombo alinea a un equipo divivido en dos brazos.

Bajo la conducción de Marcelo Ambrogio, están Leo Pernía, Facu Ardusso y Marcelo Julián. Por su parte, Sergio Polze cuenta con Emiliano Spataro, Josito Di Palma y Sirvent.

«Estoy realmente muy preocupado. Van tres carreras sin poder sumar puntos y, en Mendoza en especial, nos encontramos muy lejos de lo que pretendíamos. Es muy alto el contraste con el comienzo del campeonato 2016, donde sumamos buenos puntos en todas las fechas», ha dicho Sirvent.

-publicidad-

 

Rostros serios. Sirvent y el director deportivo del Rombo, Angel Guerra.

 

En las cubiertas y el motor pone la lupa Germán, atención. A propósito del caucho, se susurró en San Martín que todos los neumáticos no rinden de la misma manera. «El equipo me manifestó su preocupación -apunta Sirvent- y por eso están haciendo una evaluación sobre diferentes partidas de neumáticos, que pueden estar perjudicando en las distintas tandas. A su vez, trabajan para ver si existe un problema puntual en nuestro auto, además de las gomas y el motor».

Necesitado y confiado, Sirvent aguarda que «el equipo pueda revertir esta situación para la carrera próxima en Rosario, donde va a haber un nuevo sorteo de motores».

 

Por el equipo de VA
Foto: Prensa Sirvent.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre