LO QUE SE DICE «HACER LAS VALIJAS».

En lo que hace a una parte de la presencia de Ford en Sudamérica. La marca del óvalo anunció días atrás que cuando finalice 2019, va a cerrar la tradicional planta de Sao Bernardo do Campo en Brasil. La tan trascendente decisión, va a derivar en que no se fabrique más la línea completa de camiones: Cargo, F-4000 y F-350 y nuestro tan conocido y vendido Ford Fiesta.

El plan como es sabido en lo que se refiere a la Argentina por parte de Ford, incluye el cese de la fabricación del Focus, por lo que en la planta de General Pacheco sólo continuará haciéndose la Ranger, mientras avanza a pasos firmes la alianza con Volkswagen para producir en conjunto una nueva y única pick up que surgirá de la Amarok y Ranger.

Los camiones, dejan de producirse.
SpeedAgro

 

Así dio a conocer Ford hace unos días, las drásticas medidas:

“Ford está comprometido con la región de Sudamérica a través de la creación de un negocio sostenible y rentable, con una oferta de productos fortalecida, una experiencia extraordinaria para los clientes y un modelo de negocio más ágil y eficiente”, dijo Lyle Watters, presidente de Ford de Sudamérica.

La decisión de dejar de participar del negocio de camiones llega luego de meses de buscar alternativas viables, incluyendo posibles alianzas y la venta de la operación. La continuidad del negocio hubiera requerido una inversión de capital significativa para satisfacer las necesidades del mercado y los crecientes costos regulatorios, sin un camino viable para un negocio rentable y sostenible.

“Sabemos que esta acción tendrá un impacto significativo para nuestros empleados en São Bernardo, y estaremos trabajando de manera cercana con todas las partes interesadas en los próximos pasos”, apuntó Watters. “Trabajando junto con nuestros concesionarios y proveedores, Ford continuará brindando soporte integral a nuestros clientes en lo referido a garantía, partes y servicio”.

La decisión sigue a otras iniciativas recientes como parte del rediseño en curso de la región de Sudamérica, incluyendo:

* Reducción de más de 20 por ciento de los costos de staff y de administración en la región.
* Fortalecimiento del portafolio de productos con SUVs y pick ups, de creciente preferencia entre los consumidores, decidiendo el cese de la producción de Focus en Argentina.
* Expansión de asociaciones globales, como la recientemente anunciada alianza con VW para desarrollar una pick up mediana.

Como resultado de esta acción, Ford espera contabilizar un cargo extraordinario antes de impuestos de 460 millones de dólares. Los cargos incluirán aproximadamente 100 millones de dólares de cargos por depreciaciones y amortizaciones aceleradas. Los restantes 360 millones serán cargos monetarios, mayormente atribuibles a compensaciones de empleados, concesionarios y proveedores. La mayor parte de estos cargos especiales antes de impuestos y salidas de caja serán registrados en 2019, y son parte de los 11 billones de dólares por cargos con impacto en el EBIT y efecto en caja de 7 billones de dólares, que la compañía prevé asumir en el rediseño global del negocio».

Al desactivarse la de Sao Bernardo do Campo, donde trabajan 2800 empleados, Ford va a continuar con sólo dos plantas en Brasil; en Camaçarí en la que son producidos el Ka y EcoSport), y la de Taubaté que fabrica motores. En cuanto al Fiesta que dejará de venderse en la Argentina, no se contemplaría traerlo desde otro país.

 

Fotos: Ford

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre