UNA DE ARENA Y OTRA DE CAL

“Intenté pero no pude correrlo a Ponce. A mi auto le falta un poco en las recta…”resumió Facundo Ardusso sobre su carrera mostrando mas preocupación que alegría por su segundo puesto, y antes de lanzar una especial sentencia: “El mejor auto de la categoría es el Renault de Pernía… No me preocupa en la medida que podamos trabajar para encontrar el motivo de la diferencia de rendimiento con mi auto”

Todo era sonrisa en Pernía tras lograr la pole. Luego de la carrera, vino la exclusión.

 

-publicidad-

Pocos minutos después y ya con las primeras sombras  de la noche avanzando sobre Potrero de los Funes,“ese “mejor auto”, según el decir de Ardusso, que había logrado la pole (en ese momento pasó bien la técnica), largó sexto por el recargo y terminó quinto la carrera clasificatoria tras bancarse el asedio de Agustín Canapino, fue excluido luego de comprobarse que su Renault Fluence  presentaba una inclinación del piso del lado derecho fuera del reglamento,

«En algun  piano se habrá torcido, pero igual creo que los comisarios se siguen equivocando y no tienen criterio. Me sacan las ganas de correr…» se limitó a declarar Pernía sin ocultar su fastidio por este nuevo contratiempo.

Asi de lograr la pole, Pernía pasó a largar último en la final que cerrará esta segunda fecha del campeonato. Otra vez sopa Leo.

 

Por Miguel Sebastián (Especial desde Potrero de los Funes, San Luis)

Fotos: Prensa Súper TC 2000

-publicidad-

1 COMENTARIO

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre