LA TERCERA

El Autódromo de San Martin parece ser el hogar justo que encontró el Super TC 2000 para alojar su fecha de Vuelta Joker, una de las particulares variantes que en los últimos tiempos se incorporaron en el automovilismo nacional para devolverle atractivos a sus competencias. No se da la derecha con el verdadero espíritu deportivo y por eso los pilotos la aceptan a regañadientes, como bien lo reflejó el reciente comentario del campeón Agustín Canapino, al señalar que “soy tradicionalista y no me gustan este tipo de cosas extrañas en las carreras” para enseguida aclarar que “pero si le parece bien a la categoría, bienvenidas sean”.

Canapino con el local Llaver y Conta en la presentación de la carrera mendocina. El campeón no es partidario de la Vuelta Joker pero la aceptaba.¿Qué otra le quedaba?

 

-publicidad-

Pues bien, entre opiniones y opiniones,  llegamos a la tercera edición de la Vuelta Joker, que obviamente tuvo al autódromo mendocino como escenario en sus anteriores versiones. También contó con el común denominador de sendas victorias del equipo Renault. La primera en 2015, con Emiliano Spataro y gracias a la penalización que sufrió Norberto Fontana por pisar una línea no permitida. La segunda llegó el año pasado con Facundo Ardusso, tras un perfecta estrategia.

¿Podía haber un tercer festejo?  Era una buena alternativa por lo visto de los Renault en las dos primeras fechas del campeonato, y lo escuchado de varios pilotos estimando que “el Fluence de Pernía es el mejor auto de la categoría…”. Puede ser, pero tras la clasificación el Tanito tendrá, por el sistema de recargos y su posición en el campeonato, que retroceder cinco puestos. Algo más duro  lo de Ardusso que perdía ocho lugares, como líder del torneo junto a Manuel Urcera, el piloto de Citroen  ganador en la apertura en el Gálvez  pero muy opaco (llegó 12º) en Potrero de los Funes, donde Facundo Chapur debutó como ganador en la categoría con un Peugeot 408.

Facundo Chapur y el equipo Peugeot llegaron incentivados a San Martín tras el triunfo del cordobés en Potrero de los Funes

 

Todo esto no ha impidido tener a los hombres del rombo como candidatos,en una carrera donde como coincidieorn los pilotos, la estrategia  iba a resultar fundamental. Una estrategia que además debía tener como indispensable aliada a la buena fortuna , porque el mejor plan podría desvanecerse por una inoportuna entrada del auto de seguridad. Una característica que marcaba esta fecha con Vuelta Joker, de la misma manera que el San Martin mendocino la marca como su escenario elegido.

 

Por Miguel Sebastián (Especial desde San Martín , Mendoza)

Fotos: Prensa Súper TC 2000 y Peugeot.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre