“LAVARLO…”

Simple y concreta  fue la respuesta de Fabián Yannantuoni sobre lo que necesitaban hacerle a su Peugeot 408 para la final, luego de su clara victoria de punta a punta en la carrera clasificatoria del Súper TC 2000 en San Martín , Mendoza. Dejó claro que disponía de un auto contundente.

En las ásperas escaramuzas inciales, Damián Fineschi perdió el segundo lugar ante Mariano Werner.

 

-publicidad-

Tal vez frente a una carrera normal, el Patito hubiese sacado con semejante respaldo técnico la chapa de candidato principal. Pero la tercera fecha del campeonato era la primera especial y nada menos que con la Vuelta Joker, ese  escollo que no sólo se superaba con un buen auto y una acertada estrategia, sino que también necesitaba una gran cuota de buena fortuna.

Por eso al lanzar un pronóstico, Yannantuonni  no  fue tan contundente de sus chances, como lo había insinuado el andar de su Peugeot  en pista. “La Vuelta Joker nos puede perjudicar”, había sentenciado encontrando rápida respaldo en Mariano Werner, su escolta y compañero y en Damián Fineschi, el autor del mejor tiempo clasificatorio que no pareció muy contento con el tercer lugar. Su veloz y colorido Focus del equipo privado FELA estaba para más.

Yannantuoni, Werner y Fineschi se declararon partidarios de un automovilismo más tradicional sin esos injertos rarosde las carreras especiales pero aceptan esta Vuelta Joker “porque es algo que le gusta a la gente”. ¿Le gustará de verdad a toda la gente?  Puede ser a quien la mira por televisión, siempre que se le proporcione una buena y rápida información. No parece tan atractivo para el espectador en el autódromo porque suele tener pocas referencias, salvo las de las transmisiones radiales, para saber cómo está la carrera y cómo y cuando cumplen los pilotos el par de Vueltas Joker. Esto lo remarco Werner éntre las falencias de este tipo de competencias.

El Renault de Pernía sale despistado en medio de una nube de tierra tras el toque de Facundo Chapur, quien por esta incidencia fue excluido.

 

Lo  indiscutible es que este tipo de carreras abren al abanico de posibles ganadores. “Hasta el que larga último puede ganar con una buena y afortunada estrategia”, aseguró a Visión, Facundo Ardusso, el ganador 2016 de la carrera y puntero del campeonato tras su quinto puesto, mientras subía por las escaleras del camión de las autoridades para aclarar el procedimiento de largada de la final , y evitar la confusión que se produjo en la carrera clasificatoria y que abortó la partida inicial.

Entre esas ilusiones que se movían desde el fondo estaban Leonel Pernia, esta vez no por un desliz reglamentario en su Fluence, como pasó en la fecha anterior en Potrero de los Funes, sino por un despiste tras un toque del Peugeot de Facundo Chapur.   “No sé que quiso hacer”, dijo un indignado Pernia. “Freno antes y no pude evitar el toque porque veníamos tres autos juntos”, se  excusó Chapur sin mucha convicción, antes de conocer su exclusión. No todas habían sido alegrías para el equipo de León .

 

Por Miguel Sebastián (Especial desde San Martín, Mendoza)

Fotos: AIF

-publicidad-

1 COMENTARIO

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre