Prensa ACTC
Jonatan Castellano debió esperar 69 carreras para alegrar a su padre con una victoria en TC.


LOS HIJOS CRECEN

Y GANAN EN EL TC

Parecía una carrera de los 80…” reflexionaba de regreso de Rafaela un nostálgico hincha del TC, dejando por un momento de lado las imágenes en pista y recordando que por varios momentos el relato, mencionó “al líder Castellano seguido de Urretavizcaya”, también destacó la “buena tarea de DeBenedictis” y no olvidó de lamentar “el retraso de Aventín

Por supuesto no fue una carrera de los 80, aunque si, tuvo esos apellidos que hace tres décadas escribieron páginas importante en la historia del TC. Apellidos que respondieron a esa “herencia fierrera” de la que se enorgullece Oscar Aventín. “EL TC es una gran familia y por eso queremos que nuestros hijos sigan nuestros pasos” arenga el Puma de tanto en tanto en un mensaje que apunta a caminos deportivos e institucionales. Por ahora no tuvo mucho eco en la parte directiva. En cambio esa herencia competitiva la tomaron varios hijos, entre ellos Diego, su propio hijo, en un nivel que fue creciendo con el transcurrir de los años. Los chicos, varios de los cuales acompañaban a sus padres a las carreras, comenzaron a crecer, no solo físicamenrte sino deportivamente. Así se entreveraron en los puestos de punta y empezaron a reeditar en este TC tan distinto de aquel de los 80, duelos similares al que tuvieron sus progenitores. Los hermanos José Luis, Marcos y Patricio Di Palma hicieron punta incluso compitiendo contra su padre Rubén Luis. Ya más cercano en el tiempo, el podio de Posadas 2008 fue la demostración que la nueva generación ya estaba lista para escribir su propia historia y con varios protagonistas. Sergio Alaux ocupó el escalón mayor, con Diego Aventín y Juan Baustista DeBenedictis, a sus costados. Sus padres los comtemplaron chochos desde abajo, rememorando sus viejos duelos en las rutas.


Pudo haber 1-2 de hijos de ex TC en Rafaela si Tomás Urretavizcaya no abandonaba tan cerca del final e incluso un nuevo podio de haber mantenido Mariano Altuna el tercer puesto. Nada en cambio pudo impedir el postergado primer triunfo de Jonatan Castellano, el hijo de Pincho, otro padre con pasado de gloria en el TC que empieza a mezclar la añoranza de sus viejos laureles con el orgullo por los frescos que comienza a cosechar su hijo. Papá Pincho ya está con Rubén Luis Di Palma, Luis Miraldi, Oscar Aventín, Francisco Altuna, Oscar Alaux y Johnny DeBenedictis en la lista de padres teceistas que se dieron el gusto de ver ganar a sus hijos en la categoría de sus amores ¿Quién será el próximo? ¿Roberto Urretavizcaya? Puede ser viendo como anduvo su hijo Tomás en Rafaela.



-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre