HACE 50 AÑOS comenzó a cimentarse la prolífica y exitosa trayectoria de Tulio Crespi, un creativo que se ha dedicado con talento y mucha convicción al desarrollo y construcción de autos de competición, extendiéndose luego a coches especiales y ahora a vehículos comerciales como el Campomóvil Crespi.

¿De que se trata el nuevo invento de Tulio?, le cuenta a Visión uno de sus hijos, Luciano (abocado a la empresa y con funciones en Turismo Carretera como director deportivo del equipo de Turismo Carretera de Julio Catalán Magni que cuenta con el Pato Silva como piloto, y además también ocupado en Top Race), «el Campomóvil ha sido pensado para trabajadores a tiempo completo en establecimientos rurales, clubes, playas e industrias: se trata de un nuevo concepto en materia de utilitarios todo terreno, rústico y de bajo mantenimiento», dice Luciano. El vehículo posee transmisión oil hidráulica, diseñado especialmente para velocidades reducidas (28 km/h) y pura fuerza (carga 600 kg y arrastra 1500 kg). «Ha sido fabricado con un 90 % de piezas nacionales, y estamos finalizando la versión con motorización eléctrica, y el que contará con con orugas como rodado a modo de poder circular en la nieve».

 

 

Los usos más habituales del peculiar Campomóvil son para el golf, en industrias, campos y playas. «En caso del golf,el pulverizador es el único en el mercado, apto para pisar el green y pulverizar con un total de 500 litros, colocándose a la vanguardia en este tipo de vehículos; en las industrias su uso es para trasladointerno de mercaderías; en los campos el uso es para mantenimientos, acarreo de materiales, alimentos para animales etc, y en lo que hace a las playas, es apto para rastrillaje de arena, limpieza y traslado de sombrillas, personas, para manteminiento, etc»; a su vez también es utilizado en haras, explotaciones ganaderas, colmenares, establecimientos avícolas, en canchas de polo, para seguridad en barrios privados», pormenoriza Crespi hijo.

El Campomóvi de Crespi, cuyo proyecto tuvo el puntapié inicial a fines de 2010, se vende en el mercado, cuesta 75 mil pesos (versión 4×4), 68 mil pesos (4×2) y el pulverizador 100 mil pesos, hasta ahora han sido vendidas 23 unidades. El vehículo ha participado en los Premios CITA que se entregaron en La Rural de Palermo y obtuvo logros, también fue premiado en Tecnópolis,
la expo que como sabés funciona en Villa Martelli.

¿COMO ES?

El vehículo desarrollado y construído por Crespi se ubica en el segmento de usos múltiples usos dentro de los utilitarios pequeños. Fue concebido para proporcionar al usuario, la posibilidad de realizar tareas livianas y de mediana exigencia; normalmente muchos trabajos rurales o industriales se realizan con vehículos desproporcionados para tales cometidos, por esto Tulio lo imaginó y diseño con un bajo costo que cumple con todas las exigencias, y que en muchos casos puede reemplazar a tractores, camionetas o cuatriciclos.
La estructura y el concepto es innovador, dispone de un motor naftero de bajo consumo, refrigerado a aire con trasmisión oil hidráulica. Elimina de esta manera los sistemas de trasmisión mecánica que requieren más potencia y sufren mayor desgaste.
La sencillez de su mecánica proporciona nuevas e inusuales beneficios en vehículos de estas características. Con solo mover un comando hacia adelante o hacia atrás, el sistema acciona la tracción. En cuanto a los motores de ruedas son accionados por la bomba de presión que la pone en funcionamiento el motor con 24 hp.

 

El chasis es estructural reforzado, la cabina de fibra de vidrio, la caja para cargas de chapa 1,5 x 1,5; el motor es un Briggs & Stratton 24 hp refrigerado a aire, como opcionales cuenta con limpiaparabrisas, puertas de cabina, protector de lluvia de lona para pasajeros. La tracción 4×4 o 4×2: oíl Hidráulica, las suspensiones reforzadas a paralelogramos deformables, amortiguadores y espirales tipo cuatriciclo. Pesa 450 kg y mide 3100mm, la distancia entre eje: 1750mm, ancho 1550mm y la altura de la cabina 1680mm, los neumáticos todo terreno reforzados y frenos hidrostáticos.

¿COMO SURGIÓ LA IDEA?.

La proyectó como te contamos Tulio Crespi, el «padre» la Fórmula Renault, inicialmente F-4 en los años 60, «con más de 50 años en el diseño y
construcción de autos de carreras, mi padre ha volcado toda su capacidad y experiencia al servicio del hombre de campo», resalta Luciano. Tulio está afincado en Balcarce desde hace 24 años, su fábrica se encuentra en las inmediaciones de la ciudad, sobre la ruta que conduce a Mar del Plata. «En el inicio del proyecto del Campomóvil Crespi, tuvo que ver Juan Manuelito Fangio, sobrino del quíntuple quien como recordarás, corrió durante años en EE.UU. Retirado del automovilismo desde hace años, dedicado a tareas rurales le transmitió a su amigo Tulio, las necesidades para contar con una herramienta para el campo.

 

 

«Juan Manuelito -dice Luciano- con el afán de abastecerse con un vehículo apropiado para realizar las tareas livianas y cotidianas en su campo, conversó con mi papá y le sugirió que pensara en las necesidades laborales que le transmitía, entonces mi viejo entró en acción y puso en marcha este novedoso proyecto».

Tulio Crespi, un creativo que con vasta experiencia y trayectoria, no deja de pensar en innovaciones, de su mente han surgido autos de carrera como los Fórmulas, TC2000, Turismo Carretera, Sport Prototipos, fuera de serie como los Tulietas, Tulias y ahora el Campomóvil, más de 1500 autos fabricados. Impresionante.

Por Carlos Saavedra
Fotos: Prensa Crespi

-publicidad-

7 COMENTARIOS

  1. Tulio es un grande de nuestro automovilismo que por su forma de ser, tan sincero y directo, no ha tenido su merecido reconocimiento. No sólo eso, Peón lo expulsó de su propia creación (La Fórmula Renault) para reemplazarlo por unos chasis Tito, sin evolución ni seguridad. Eso sí, con escasos 20 autos por carrera y fortunas de alquiler que pagan los entusiastas padres.- Porque el ACA permite que la FRA sea una categoria monomarca??? Si así es cara y de muy poco nivel.

    • Totalmente de acuerdo con la pregunta relativa a cual es la razon que no permite que la FRA sea una categoria monomarca. La competencia agudiza el ingenio lo que en definitiva logra bajar costos y por ende el usuario puede comprar mas barato…., ya es sabido el asusnto no?

    • Lo que pasa es que en nuestro querido país estamos acostumbradoes a emparejar hacia abajo, además hay reglamentos y leyes a las que solo le falta que le pongan el nombre y apellido de a quiénes están dedicadas.

      Un abrazo.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre