PABLO PEÓN siempre mostró una especial predisposición por la carrera de Rafaela, pese a que en sus épocas de piloto no le dejó buenos recuerdos y, si, más de un golpe.Por eso insistió tanto con volver a correr en el óvalo, una idea que le quedará en el debe cuando a fin de año deje la presidencia de la categoría. «La idea todavía no está madura y tiene que surgir de los pilotos.El que me siga al frente de la categoría tal vez pueda conseguirlo, pero para eso  también habrá que adaptar la infraestructura del autódromo», señaló antes de volver a la realidad presente y hablar del especial significado que este fin de semana tendrá la visita del Súper TC 2000 al escenario santafesino, mechado con dos chicanas.

«Rafaela es una carrera que me gusta y resulta muy valiosa para la categoría, pese a que a veces esto no se demuestre con las concurrencias de público» confesó el presidente del Sùper TC 2000, antes de agregar que «los autos llegan casi a los 300 Km/h. de velocidad y cualquier auto que corre a 300 Km/h. genera una tensión especial por esa sensación de peligro que despierta. La`tensión es el plus de Rafaela…».

Se entusiasmó Peón y fue por más con la comparación, «Rafaela genera tensión, el Nurburgring grande genera tensión… Estos son lo circuitos que el automovilismo necesita para generar las carreras atractivas que le están faltando.»

De acuerdo Pablo. Ojalá se cumpla el pronóstico de «una carrera divertida y con mucha tensión» que diste para este fin de semana. La necesita la categoría luego del duro golpe que significó la caída de El Zonda, otro de sus circuitos emblemáticos y desafiantes, de la próxima fecha del 26 de julio.Hoy quizás se sepa si es definitiva o resultó un enroque con la fecha del Cabalén de fines de año, como se rumoreó por boxes.

Por el  equipo de VA (Especial desde Rafaela)

Foto: Mónica Paz

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre