ANTICIPANDO EL FUTURO.

Presentado en septiembre, el nuevo Citroën C3 es un aval a la rica historia de la marca, además de aportar mucha versatilidad y originalidad al mercado sudamericano, el modelo va más allá de un hatch convencional. Trae el ADN de Citroën en un refinado diseño, que remite a los atributos característicos de un SUV, incluyendo líneas fuertes y mucha funcionalidad fruto de esas líneas.

La imponencia del nuevo C3 se revela de inmediato en el volumen de los guardabarros, el gran despeje del piso, las molduras de los pasaruedas e incluso en el diseño del capó delantero, que recibe el tradicional logotipo de Citroën. No es de extrañar, el nuevo C3 ya es reconocido como el hatchback con actitud SUV. En palabras de Pierre Leclercq, Director Global de Diseño de Citroën: “Nuestro objetivo era diseñar una hatch con códigos SUV, un poco vertical y proporciones bastante únicas. Un auto versátil, atractivo, joven y moderno”.

-publicidad-

El nuevo C3 es un modelo que ha sido diseñado para clientes sudamericanos desde sus inicios. ¿El resultado?: un vehículo moderno que responde a las expectativas de los clientes locales con mucho estilo y competitividad. El modelo fue diseñado para el día a día de los clientes en las ciudades, pero también para sus viajes de fin de semana, con una arquitectura preparada para afrontar todos los retos.

Con una parte delantera incomparable, el nuevo C3 tiene un estilo que se nota a primera vista. El diseño único del modelo presenta una firma luminosa en dos niveles, con dobles chevrones que se transforman en barras cromadas y se extienden a lo ancho del vehículo, pasando por los faros antes de separarse y formar una Y en los extremos, completamente en línea con la personalidad y los últimos lanzamientos mundiales de Citroën.

Como Citroën es una marca internacional, el C3 recién descubierto se lo ve totalmente alineado con el ADN de la marca, y también presenta la misma evolución de la arquitectura frontal que se presentó recientemente en el C5X. La arquitectura triangular en las curvas, expandiendo la cara frontal y dando robustez a la mirada del auto y una expresión única. El faro también se divide en dos elementos, un formato que Citroën trajo a la industria automotriz cuando lanzó el C4 Cactus.

También presentes otras señas de identidad de Citroën, como la forma del capó moldeada junto al logotipo, y el diseño de su parrilla delantera. Cuando miramos el auto desde los costados, también vemos su personalidad moderna. Los laterales son musculosos, con paneles protectores tallados en la carrocería y guardabarros robustos que aseguran aún más imponencia. Las grandes llantas, los marcos negros de los pasaruedas y las barras de techo son elementos inspirados en los SUV que dan aún más actitud al modelo.

El Nuevo C3 también llegará con una variada oferta de colores y un catálogo completo de accesorios para enriquecer y personalizar aún más el vehículo, desarrollado totalmente en línea con los deseos de los clientes de Sudamérica.

 

Fotos: prensa Stellantis.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre