CAFE PARA EL CAMPEON, café y una gaseosa para VA. En el bar del Hotel Faena, en Puerto Madero, mano a mano directo con José María López, casi una hora completa de revelaciones.

-Ahora, con el título, aumentó tu cotización.

SpeedAgro

-Sí, je, je… Para el currículum, nada más. Pero yo sigo siendo el mismo de siempre.

-¿Fue, realmente, el mejor campeonato de tu campaña?

-Sí, por supuesto. Fuí creciendo con la temporada, hasta mitad de campeonato corrí muy parejo, pero en la segunda mitad desequilibré, lo terminé muy fuerte, ganando muchas carreras.

-¿Imaginabas a principio de año que podías ser campeón con una fecha de anticipación?

-No. Todo fue inimaginado. La doble victoria en Termas de Río Hondo, con toda la pasión del público, también esa primera victoria en Marrakech que se me da por algo de fortuna, terminar ganando en Macao que es uno de los circuitos más difíciles del mundo. Todas las carreras fueron un poco especiales.

¿Fue afortunado no tener que ir a definir el título en Macao?

-Sí, fue super importante, aunque ahora parezca no que lo era porque terminé muy fuerte. Terminé el año con un golpe de nocaut. Hubiera sido muy complicado tener que ir a definir el título allí contra un tipo que corrió por primera vez en esa pista en 1991… Además, a los callejeros uno les tiene siempre un poco de aprensión. Macao es mucho más duro que Mónaco, que una pista de Fórmula 1 con medidas de seguridad FIA: acá directamente están los paredones, y la velocidad media es altísima. Piensen que tiene el curvón más rápido del todo el calendario, Mandarin, que se dobla a 250 km/h, y yo llegué al final de la recta, ante sde la frenada para la curva de Lisboa, a 270 km/h.

-¿Lo preparaste con el simulador? ¿Durante cuánto tiempo?

-Sí, un día completo. El simulador no es tan preciso, al 60 por ciento, pero a mí me sumó mucho.

¿Qué es un día completo de simulador?

-Seis horas, más o menos. Dos o tres horas a la mañana, y otro tanto a la tarde. Ojo, más no se puede, te mata mentalmente.

 

López en Buenos Aires. Al 2014 le falta todavía la Carrera de los Campeones.

 

-¿Por qué fuiste campeón en el equipo que lo dominó todo?

-Porque al auto le saqué más jugo que mis compañeros. Fui competitivo en todas las pistas pese a que no conocía ocho de los 12 circuitos en los que corrimos, en cualquier tanda siempre estuve entre los tres más rápidos, abandoné una sola carrera de 23, cometí un solo error en toda la temporada… Fui muy regular, pero especialmente contundente.

-¿En qué rubro hiciste diferencia?

-Creo que no hubo uno en particular, un aspecto en el que haya sido más fuerte, si lo analizo bien creo que fui 9 puntos en todo. Fui muy homogéneo en todos los aspectos. Aunque si tengo que apuntar algún mérito, dirìa que fui muy aguerrido, lo que se reflejó por ejemplo en cómo corrì la segunda carrera de cada fecha, en la que largábamos desde atrás y había que avanzar: yo gané cuatro de esas carreras, Muller no ganó ni una…

-Tus principales rivales fueron tus propios compañeros de equipo. ¿Cómo se derrota a dos campeones del mundo?

-A Yvan (Muller) nunca lo ví vencido, la verdad, es muy profesional, dedicado, aunque para él no fue fácil. En Termas lo ví sí un poquito desmoralizado. Pero creo que todo el mundo se sorprendió por mi rendimiento. Seb (Loeb) tampoco lo tuvo fácil, le costó mucho pelear mano a mano las posiciones, en el pelotón, viene del rally, no está acostumbrado. Como ganó una carrera en la primera fecha, en Marrakech, creyó que iba a ser todo más fàcil y por ahí se confió un poquito. Para colmo, ganó su segunda carrera en Eslovaquia, bajo la lluvia, en la cuarta fecha… No volvió a ganar más. No debe ser sencillo para un monstruo como él tener un año como el que tuvo.

-Algunos de tus rivales pusieron como excusa el hecho de que vos tuviste una ventaja inesperada, al correr durante todo el 2013 en la Argentina con coches de 300 HP, más parecidos a los WTCC 2014 que los autos que ellos manejaron el año pasado en el WTCC con el reglamento anterior. ¿El argumento es válido?

-Sí y no. Es cierto que el entrenamiento en el automovilismo argentino, corriendo todos los fines de semana, me fue muy útil, pero si fuera como ellos dicen, yo tendría que haber sacado ventaja a comienzo de año y haberla perdido después, con ellos emparejándome el rendimiento… ¡Pero sucedió al revés!. Ellos empezaron más fuerte, yo llegué con menos pruebas que ellos, no conocía la mayoría de los circuitos, sin embargo marqué poles en cuatro de las últimas cinco fechas. Eso quiere decir que yo fui quién mejor se adaptó al auto.

 

 

-En la Argentina muchos de tus ex colegas aplaudieron el éxito, pero otros lo relativizaron, como diciendo «a éste nosotros le ganábamos».

-A los que dicen eso, yo los invito a que vengan a Europa y ganen. No es solamente llegar y ser rápido, para correr en el exterior hay que hacer muchos sacrificios, no son muchos los que están acostumbrados a estar solos tanto tiempo. Yo tuve la suerte de formarme en ese ambiente, en el estilo europeo de hacer automovilismo, y si de algo estoy satisfecho de de haber podido ganar con todos los autos con los que corrí.

-¿Tu éxito prueba que los pilotos argentinos están para competir mano a mano a nivel internacional?

-Claro, el nivel de los pilotos argentinos es muy alto, pero también lo es en Australia con el V8 Supercar o en los Estados Unidos con el NASCAR. la pasión que existe en la Argentina no tiene parangón pero el sistema acá no te permite salir a correr afuera, no son muchas las oportunidades que se presentan, y también es cierto que muchos no quieren porque acá están cómodos, y es entendible. Para ir a correr al exterior hay que renunciar a muchas cosas, a los resultados, a ganar buen dinero, es necesario arriesgarse, No todos tienen ganas. 

-¿Defender el tìtulo 2015 será más complicado que ganar el de 2014?

-¡Seguro! Mis compañeros van a apretar las dientes, habrá más coches, Citroen tendrá dos autos más con el equipo de Loeb, Honda pondrá un auto más, se habla de una marca nueva que puede ser Alfa Romeo. El rival, sin duda, va a ser Honda, que supongo que van a dar un salto porque este año les faltó velocidad final, van a ser más competitivos. No hay que olvidarse de los Chevrolet, que fueron coches muy veloces. pero la adaptación siempre fue mi fuerte, eso me da esperanza para el año que viene.

-El año que viene habrá una fecha en el circuito largo de Nurburgring, allí dónde Fangio ganó su quinto título mundial…

-Ese será el gran desafío del 2015. Es un circuito mìtico, en el que siempre quise correr, en el que no podès ir despacio porque te pasan por arriba.

-¿Tenés pensado correr alguna otra categoría?

-Hay chances de que Citroen me permita correr las 24 Horas de Le Mans, una prueba que quise correr siempre, en la medida en que no se superponga con las actividades del equipo.

-Se habló también de una posibilidad para correr el DTM…

-En el futuro puede ser, nunca se sabe. Yo estoy muy cómodo en el WTCC, que es un campeonato mundial, el campeonato en el que quiero estar. El DTM es muy fuerte, muy interesante, pero no deja de ser un torneo nacional. Correr un Mundial inclina la balanza: Subirte a un podio y oìr el himno argentino en cualquier parte del mundo, en Rusia, en China, aunque ganes seguido no hay una sola vez en la que no te emociones.

-Probaste en el simulador de McLaren de Fórmula 1. ¿Alguna perspectiva?

-Estuve un día entero gracias a una invitación de Eric (Boullier, el director deportivo de McLaren), me sumó muchísimo, pero fue nada más que eso. Un solo dìa, no dos como se rumoreó.

-¿Y? McLaren acaba de desligarse de quien fuera su tercer piloto y tester, Gary Paffett.

-Sí, pero no hay nada conmigo. Aparte, ¿qué pruebas? Ya no se ensaya en la pista en la F-1

-Mucha gente, fanáticos inclusive, preguntan si después de este título viene otra vez la chance de un Fórmula 1. ¿Qué les decís?

-Sí, a mí también me lo preguntan, y uno no le quiere cortar la ilusión a nadie, pero hay que aceptar que es una etapa superada. A la F-1 entran pibes como Max Verstappen que tiene 17 años… Aunque la puerta siempre queda abierta, yo ya soy piloto de Turismo, necesitaría un tiempo de adaptación, y sería un poco como poner el riesgo ésto que me llevó tiempo construir.

-La Fórmula E viene a Buenos Aires en enero, ¿hay alguna chance de correr esa prueba?

-No, no creo. No es algo que me entusiasme, la verdad. Hay nombres importantes pero no me llama la atención un auto que viaja a 160 km/h cuando en Macao anduve a 270 km/h y con un auto de Turismo.

 

Visionauto con López: "El automovilismo europeo no es tan frío como se piensa acá".

 

-¿Vacaciones?

-En Córdoba, desde el 22 de diciembre a mediados de enero. tengo que estar en la coronación de los campeones, compartiendo la mesa con Hamilton (sic), con Sebastian Ogier, lo espero con mucha ilusión. Después tengo que correr la Carrera de los Campeones, en Barbados. ¿Cachet? No, simplemente una invitación, pero ojo, que no invitan a cualquiera…

Por P.V. y M.S.

Fotos: Citroen

 

Frases sueltas

Un día después de la entrevista de López con VA, el cordobés asistió a una conferencia organizada por Citroen y Total en el que dejó algunos conceptos adicionales:

«Yo quiero seguir con el número 37 en el auto, pero el 1 del campeón queda lindo… El equipo decidirá».

«Lo de Citroen en el WTCC fue muy parecido a lo de Mercedes en la Fórmula 1, un auto muy superior al resto hizo que peleáramos el campeonato entre nosotros»

«Fue una pelea justa entre todos los integrantes del equipo. la pelea interna hizo crecer el rendimiento del auto».

«En tecnología, el WTCC supera por mucho al SuperTC2000, pero más que nada porque aquel reglamento es mucho más permisivo».

«La fecha de Termas de Río Hondo fue muy buena, más allá de mis dos victorias, porque quería que los de afuera vieran lo que significa el automovilismo para los argentinos. Para el WTCC, la carrera del año fue la de Argentina».

«Tuve carreras buenas, pero la de Paul Ricard fue una de PlayStation, pasé 10 autos antes de la primera curva».

«Me compararon con Fangio por lo del título mundial, pero lo suyo fueron cinco en Fórmula 1, lo mío es menor, aunque es lo máximo a lo que se puede aspirar en autos de turismo, en lo que corro».

«Para volver a tener pilotos en Fórmula 1 hay que hacer un proyecto de abajo, deben estar el gobierno y el Automóvil Club Argentino, pero por sobre todo es una cuestión de desembolso, lamentablemente es así».

 

 

2 COMENTARIOS

  1. Me gustaría que no olvidemos las palabras de J. M. Fangio: «Poder estar, poder participar, para aprender.» Pablo.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre