TRAZAR PLANES, ESTRATEGIAS EN LA F-1 ACTUAL, SE ASEMEJA A UN JEROGLÍFICO.

Ocurre que la dinámica con la que se mueve la pandemia por coronavirus, imposibilita contar con centridumbres, reinando por el contrario demasiados enigmas e interrogantes.

Gregg Maffei, director ejecutivo de Liberty Media, habló con el sitio thebestf1.es, respecto al trabajo que efectúa la compañía, que sacar adelante una temporada sumamente complicada. Lo que ocurre en el mundo debido al coronavirus, ha imposibilitado que haya Fórmula 1 al momento, permaneciendo todos los equipos sin actividad alguna y con sus persianas bajas.

El muy difícil momento para las finanzas de la F1 (Imagen gentileza Autocosmos).

Entre los escenarios posibles sobre los que trabaja Liberty Media, se encuentra el que no haya ninguna carrera este año, lo que representaría un golpe brutal para la “máxima”. Y a la vez en el otro extremo, contemplan que pudieran correrse entre 15 y 18 grandes premios, que comenzarían al menos los iniciales en Europa occidental, sin público y con la exclusiva presencia del personal de los equipos, de los servicios de sanidad, seguridad y de control eincluso hasta sin medios de prensa.

-publicidad-

Resulta claro que a las dificultades para armar el posible calendario, se suman complejos aspectos económicos y comerciales. En caso que no hubiera grandes premios o se disputaran en menor cantidad, impactaría fuerte en las economías de los equipos. Por cierto, golpeada con tanta dureza que hasta podría obligar a escuderías con menores respaldos económicos a alejarse de la F-1 y a enfrentarr futuros inciertos en esos casos con bancarrotas nada improbables.

En tal sentido también se encuentran abocados en Liberty Media, conocedores del riesgo, de la cercanía al precipicio económico y financiero, en que se encuentran ciertos equipos, los que disponen de menos recursos.

Por eso, con el objetivo  de paliar el crítico momento, Liberty desembolsó 1400 millones de dólares, destinados la F-1 para ser distribuidos entre escuderías. Como te contamos en una nota anterior, desde AlphaTauri, habían mencionado que por cada gran premio que no se lleva acabo, pierden entre 1,5 y 2 millones de dólares. Ante un panorama similar se  encuentran por ejemplo los equipos Williams y Haas. Eso sí, sean equipos grandes o chicos, todos precisan saltar a las pistas para correr y así, mitigar de alguna forma del ahogo financiero que soportan.

Si la concreción de grandes premios, debiera concretarse sin aficionados, a puertas cerradas, se agregaría otra dificultad al no percibirse ingresos por la venta de entradas que, de acuerdo a la modalidad de los contratos, dichos suculentos ingresos suelen ingresar a las arcas de los los propietarios o administradores de los circuitos. Esa ausencia en materia de recaudación, también podría suplirla Liberty Media, a modo que los contratos firmados eventualmente incumplidos con la televisión, más tantos otros con patrocinantes y proveedores, no derivaran en demandas judiciales.

El antes mencionado Maffei apuntó luego de tomar contacto con agentes de la Bolsa de Nueva York, que Liberty Media pretende que los equipos de F-1 consigan los respaldos financieros necesarios, para el año en curso y los subsiguientes. Eso sí, el alto ejecutivo aclaró después de mencionar que llevarían a cabo más acciones para defender a los equipos que, “desde ya, no somos una chequera”.

Foto portada: gentileza soymotor

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre