“ES UN TEMA PARA HABLAR PUERTAS ADENTRO EN EL EQUIPO”.

 Coincidieron en la frase Matías Milla y Leonel Pernía, ”compañeros» en el Axion Energy Sport,  tras bajar del podio (llegaron segundo y tercero) de la restante carrera del TC 2000 en Neuquén, que completó el debutante esquema y cerró la Semana de la Velocidad. Los rostros serios de ambos, y sin haberse mirado en ningún momento al momento del festejo, resultaron elocuentes. También, sin quererlo o no, hicieron causa común en no agrandar el conflicto con agresiones verbales entre sí ante el «chipazo».

Pernía negó algún enojo con Milla «Matías siempre se puso la camiseta del equipo», dijo Leo quien solo expresó su satisfacción por haber terminado delante de Santero y Canapino.

“Con Leo no tengo problema. Es más, es mi referente desde hace tiempo, porque fue jugador de fútbol, llegó al automovilismo de grande y logró destacarse“, soltó Milla en declaraciones al programa de radio Campeones. A su turno, por su lado Pernía destacó “no estoy enojado con nadie, fue una problema, una confusión. Venia cuidando en la primera carrera como estaba haciendo Canapino. Por eso me sorprendí, cuando de pronto Milla me pasa. Se ve que el Negro (por Milla) estaba haciendo su carrera y los dos no teníamos la misma orden…”, contó sobre esa superación que para sorpresa de muchos, le hizo Matías y fue determinante para poder largar y llegar adelante en la segunda carrera.

-publicidad-

“Estamos peleando el campeonato contra un equipo, como Chevrolet, que utiliza reiteradamente el juego de equipo. Por eso en ese tema debemos ser óptimos”, agregó Pernia en lo que sonó a una queja encubierta, por la falta de una orden que privilegiase su posición y su mejor ubicación en el campeonato.

En el concurrido podio de la segunda carrera no pasaron inadvertidos los rostros serios de Milla y Pernía.

La campana de Milla tuvo otro sonido, “estoy disgustado y supercaliente porque pude haber ganado, o al menos pelearlo a Llaver, pero no pude aprovechar la oportunidad pese a que tenía un gran auto y me quedaron varios push to pass. Corrí con la radio explotándome, y me hablaban en todas las curvas. Este es un equipo con mucho presupuesto, y en esta fecha puso a los tres pilotos en los podios, pero todos con cara triste. Nos preocupamos por otras cosas mientras el puntero del campeonato es Llaver”, largó a modo de duro mensaje sin precisar su destinatario.

Recordando el elogio de Milla a Marcelo Ambrogio, director del equipo, y la frase sobre Leo, “no tengo problemas con Pernia», hay quienes creen ver como destinatario a Miguel Angel Guerra, el director deportivo del Axion Energy Sport, y habitual encargado de transmitir órdenes a sus pilotos desde que estaba Renault en forma oficial. También es para tener en cuenta que Milla fue el artífice de la llegada de la petrolera Axion Energy para conformar el nuevo equipo como patrocinante principal tras la partida de Renault, algo que permitió la continuidad en la categoría. Es más, aquella vez a principios de año, en ocasión de la presentación de la nueva escuadra en una moderna y funcional estación de servicio de la petrolera en la zona norte del Gran Buenos Aires, se escuchó decir que el Negro Milla iba a tener más incidencia en las decisiones. Un dato para nada menor en una historia de  la que acaso, tengamos más capítulos…

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre