EN TC PISTA, LA SEGUNDA AL HILO.

El TC Pista es la “base de lanzamientos” para futuras figuras. En la fila de los postulantes, un lugar preponderante ocupa Otto Fritzler el pibe de San Miguel. En Posadas, Otto de sólo 19 años, en el Ford del equipo de Emanuel Moriatis, consiguió la segunda victoria al hilo y se afirmó para ganar la Etapa Regular. Martín Vázquez, pilarense cuyo Dodge alistan en un taller modelo en Parada Robles, Exaltación de la Cruz le dio batalla, llegó segundo y Agustín de Brabandere tercero en su Ford.

Otto volvió a ganar y pelea palmo a palmo por la punta de la etapa regular.

En pista Facundo Chapur había culminado tercero con el Torino, sin embargo, un nuevo obstáculo como otros que ha ido apareciendo en el mundo del TC, el recargo con 20s por adelantamiento en largada lo mandó al 18º puesto.

No sólo surgen pilotos en la categoría, al Dodge del equipo de Di Meglio conducido por Lautaro de la Iglesia, quien llegó quinto y que fue quien denunció a Chapur, le preparan el motor dos jovenes y promisorios motoristas, los hermanos Silva. Son hijos de Jorge, aquel que hiciera cumbre como preparador y campeón en TC, hasta que un buen día resolvió bajar un cambio, tomar distancia y abocarse a la ciencia de hacer que los fierros vayan más rápidos que los de los rivales.

Lucas Carabajal, con otro Ford, arribó en el cuarto lugar, mientras que Pedro Boero tuvo un fin de semana olvidable con el Torino del RUS Med Team: rompió el diferencial en la serie y, en la final, su motor dijo basta antes de completar el primer giro. Lo positivo: todavía de mantiene entre los 12 que entran a la Copa de Plata.

 

Fotos: prensa ACTC.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre