UN RATO ANTES DE la largada de las 24 Horas.

Pechito, su padre José, su amigo y socio (en frente) y el cuñado de Pechito, compartieron la charla en el espacio del Toyota Gazoo Racing a la que se sumó Visión, único medio argentino presente en el lugar.

 

SpeedAgro

“Está enchufado el “loco” este, je!”, mandó Pecho padre mientras escuchaba como contaba su hijo la forma de manejar el Toyota TS050, “no saben lo que va, impresionante, acelera, frena, terrible; y en algunas curvas tenés que llevarlo con firmeza y si es necesario, pegar algún volantazo, bárbaro“, relató el cordobés. A la mesa más tarde su sumaron la madre de Pecho y una de sus hermanas.

Con toques cordobeses el ida y vuelta, tanto que López padre tiró sobre la mesa el piñón que se pegó en la Fiat Abarth Competizione, Lucho Castelli en la última carrera en Termas de Río Hondo, “se dio duro el Lucho, decí que es un cabeza dura, je!; siguió derecho para la leca y cuando lo quiso enderezar lo tumbó!”.

Y sobre su hijo, estimó: “Hay que ir tranquilo, sumar experiencia; a Le Mans ya llegó y anduvo muy bien como desde que se subió al auto las primeras veces, y de a poco ir subiendo; en Toyota lo consideran muy bien”, le dijo Pecho grande a VA, acerca de su hijo.

 

Por C.S (especial desde Le Mans)
Foto exclusiva: visionauto.

Jeluz | Productos Eléctricos

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre