UN GRAN TENTACIÓN.

Es siempre a la hora de repasar la historia de la Fórmula 1 y sus grandes campeones derribar la barrera del tiempo y sus circunstancias e imaginar cómo hubiese sido una confrontación directa entre ellos.

La excepcional vigencia de Lewis Hamilton y el excelente y permanente recuerdo de Ayrton Senna dan forma en el campo del deseo a uno de esos grandes pero imposibles duelos que nos hubiese gustado ver. Porque no son simplemente dos campeones más, son dos pilotos que siempre entregaron algo más con una permanente sed de victorias. Y además dos personalidades con características que exceden el marco de las carreras.

Lewis Hamilton nunca ocultó su admiración por Ayrton Senna y lo recuerda en cada visita a Brasil. «Fue mi inspiración para lograr mis objetivos en el automovilismo» repite el inglés. .

Qué lindo hubiese sido verlo luchar rueda a rueda en las estrechas calles de Mónaco, donde Ayrton no tenía rivales, o en el intricado Montreal, lugar donde Lewis parece imbatible, o en el veloz Monza o el exigente Spa. Tal vez, o no, en la aspereza de la lucha se hubiese debilitado la imagen de gran ídolo que en su niñez Hamilton tuvo sobre Ayrton. Recordar que cuando Senna murió en Imola, Lewis apenas tenía 7 años…

“Ver a Senna fue lo que me inspiró en el automovilismo para lograr mis títulos mundiales. Fue mi héroe” repite Lewis, seguido de un “hubiese sido lindo competir con él en una pista, pero no pudo ser…”

Qué lástima que no pudo ser…

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre