ARAÑÓ LA VICTORIA.

Seguramente, le quedó el sabor agridulce por no haber podido cerrar la carrera, liderada hasta un cuarto de hora antes de caer la bandera de cuadros. Sin embargo, no opacó el gran trabajo de Franco Colapinto, junto a Roman Rusinov y Nyck de Vries, en las 4 Horas de Red Bull Ring, en Austria. Finalizó como escolta en la segunda fecha de la European Le Mans Series, en el el Aurus 01 Gibson del G-Drive Racing.

Sigue en ascenso el pibe de Pilar. Cumplió con creces en su turno de manejo, y lideraba hasta que un grupo de rezagados lo complicó tras salir de boxes una vez reaprovionado de combustible. La situación fue aprovechada por Louis Deletraz con el Oreca del WRT compartido con Robert Kubica y Yifei Ye. A falta de 17 minutos para culminar, se hicieron de la punta para llevarse la victoria.

La lluvia fue gran protagonista después de una jornada comenzada a pleno sol. El fuerte aguacero en Spielberg provocó varios despistes, y entradas masivas a boxes para cambiar de neumáticos. En ese contexto, el trabajo de Colapinto fue muy consistente hasta ese final en el que el transito conspiró contra la chance de victoria del pilarense.

Próxima de la ELMS para Colapinto, el 4 y 5 de junio las 4 Horas de Le Castellet, en el circuito francés de Paul Ricard. Dale Franco, pintás cada día mejor.

 

Foto: G-Drive Racing.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre