CUN CHICO QUE PROMETE.

Detectar talentos jóvenes e incorporarlos a sus denominadas Academias de Pilotos  es una práctica cada vez más habitual en los equipos de Fórmula 1. Prueba evidente es que casi todos la incorporaron a sus estructuras. Y una consecuencia reciente de esta política le ha entregado a los argentinos una buena noticia con la integración de Franco Colapinto a la Academia de Pilotos de Williams. Es apenas un pasito, pero es algo.

Red Bull ha sido uno de los pioneros en buscar, captar y proyectar pilotos jóvenes rumbo a la Fórmula 1. Bajo la aguda y exigente mirada de Helmut  Marko, responsable del Programa de Desarrollo de Pilotos Jóvenes, pasaron varias ilusiones. En la escalada a la Máxima, generalmente hicieron escala en la subsidiaria Toro Rosso actual Alpha Tauri. Muchas quedaron el camino, otras llegaron pero no duraron, hubo unas pocas que permanecieron pero sólo uno llegó a la cima de un título mundial: Max Verstappen. Es cierto que también Sebastian Vattel pasó por Toro Rosso y Red Bull, y logró sus cuatro títulos con los colores de la bebida energizante, pero el alemán no fue u producto genuino de la Academia sino que fue incorporado luego de transitar categorías promocionales.

Enzo Tarnvanichkul tuvo una buena primera impresión de Marko. «.Es una persona increíble, y muy inspirador cuando lo conoces en persona».dijo el joven tailandés.
-publicidad-

El actual éxito de Verstappen, con sus dos campeonatos mundiales, no ha hecho olvidar a Red Bull la tarea de mirar a los jovencitos que en pocos años puedan integrar sus filas con el objetivo de lograr nuevos halagos. Y en esa tarea Marko detectó un especial candidato: Enzo Tarnvanichkul. Un chico tailandés, de 13 años, admirador de su compatriota Alex Albon, otro alumno de la Academia Red Bull que llegó a la Fórmula 1 y actualmente integra el equipo Williams. Campeón Mundial de Karting OK Junior, Tarnvanichkol entusiasmó a Marko por la determinación y velocidad mostrada en pista al punto que Helmut también lo acompañó en la Fiesta de Gala de la FIA a la hora  de recibir el trofeo. Y tal era su entusiasmo por el chico que invitó a acompañarlo nada menos que a Verstappen.

“Oí hablar muy bien de Enzo y este trofeo de campeón ya habla por s sólo de sus grandes condiciones. Helmut está muy ilusionado, así que estoy deseando verle dentro del equipo, y ver lo que puede conseguir en los próximos años» largó Max como un prudente elogio. ¿Lo verá como su sucesor?

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre