La de Facundo Ardusso fue la vuelta más rápida de la historia del automovilismo nacional, pero no la más veloz de la historia de Rafaela. El record mundial lleva imbatido un cuarto de siglo.

Los 264,817 km/h del piloto de Las Parejas resultaron extraordinarios para un auto de tracción delantera, 1.110 kilos de peso y menos de tres litros de cilindrada. Los memoriosos todavía recuerdan la pole-position que Lloyd Ruby señaló para las 300 Indy de Rafaela, en febrero de 1971, con un Laycock-Ford de 2.600 cm3 pero turbocomprimido.

SpeedAgro

El estadounidense, fallecido en 2009, giró en el circuito n°1 en 59s71, a más de 278 km/h; más de 40 años después, Ardusso completó la vuelta en 1m02s865, poco más de tres segundos más lento pero con un auto muy, muy distinto.

Aunque Rafaela es el óvalo más largo del mundo para carreras de autos -ya que los óvalos de los Estados Unidos de esa condición no superan las dos millas y media, cuatro kilómetros de recorrido- existen otros de trayecto más extenso que no se utilizan para competir sino para ensayos o establecimiento de records.

Uno de ellos es el anillo de Fort Stockton, en Texas, de 7,712 kilómetros de recorrido, en el que hace 25 años una leyenda del automovilismo, Anthony Joseph (A.J.) Foyt marcara el record absoluto de velocidad en circuito cerrado, con un auto pensado para la materia.

El Oldsmobile Aerotech de 1987

El Oldsmobile Aerotech estaba basado en un chasis diseñado por March, por entonces todavía involucrada en la Fórmula 1, para la General Motors, que seguía siendo por entonces el máximo productor de vehículos en el mundo. Ese chasis había ganado en las 500 Millas de Indianápolis, y fue dotado de una carrocería muy aerodinámica, envolvente, en cuyo diseño tuvo que ver nada menos que Adrian Newey, el rey de la técnica actual en la F-1. El motor, un Olds de dos litros equipado con turbocompresor, erogaba más de 900 HP. Pesaba 725 kilos y aceleraba de 0 a 100 km/h en 2s5.

Con semejante bestia, un engendro de Indycar y prototipo, Foyt, cuatro veces ganador de las 500, giró a 413,711 km/h en una vuelta, en agosto de 1987. La velocidad máxima fue de 482 km/h…  Miralo con la tecnología de la época:

httpv://youtu.be/6mQvE5lykic

Por el equipo de VA

1 COMENTARIO

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre