HAY PARA HACER “dulce”, con todo lo que depara el Turismo Carretera en los últimos tiempos.

Hay razones que llevan a que la categoría atraviese un momento distinto, raro, con aristas que no se conocían. Los problemas atravesados por la categoría desde hace muchos años, incluyendo trágicos accidentes, no perforaban la burbuja dentro de la que se mueve el increíble y poderoso mundo del TC.

Ahora veamos, se han dado dos acontecimientos que movilizaron, que cambiaron el panorama, la estructura teceísta. El inicial, la desgraciada muerte de Guido Falaschi, en noviembre pasado en Balcarce, producto de un cúmulo de factores aún no debidamente esclarecidos y menos aún deslindadas las responsabilidades. El siguiente, el advenimiento del Automovilismo para Todos, que ha hecho que la categoría deje de ser absoluta dueña de sus actos, al contar con un socio, nada menos que el gobierno nacional. Acuerdo que, además, ha hecho de efecto dominó en otras categorías del automovilismo nacional. ¿Quien podía imaginar por cierto que el Top Race, volvería a la esfera de Carburando-Canal 13, luego de un divorcio controversial?.

SpeedAgro

El TC abonado el sensible presente también con un cúmulo de versiones, especulaciones, conjeturas y dichos off the record que como ha comprobado VA, reflejan fastidio, disconformismo, incertidumbre y escepticismo. Diego Aventin (de creciente accionar e influyencia en la ACTC desde su cargo de vocal de la Directiva) y la supuesta discusión fuerte con el gerente Fernando Miori por el destino de los fondos, recibida la primera cuota del APT con retraso lo que provocó sobresaltos en la calle Bogotá, desmentida a VA por el mismo Miori en Termas de Río Hondo. La ausencia de Oscar Aventin en Trelew, según el debido a la fuerte caída sufrida en su casa por su esposa Lidia.

Seguimos: la “renuncia” de Carlos Alvarez a la presidencia de la CAF, no concretada y tampoco aclarado el episodio por el mismo Alvarez cuando, como te contamos, intentamos escuchar su punto de vista. La intempestiva y singular salida del JP Racing de Gustavo Lema, alejado sin anestesia de la categoría, trascendiéndo entre otras razones, la fuerte presión ejercida particularmente por los Aventin, padre e hijo. Antes, los traumáticos retiros
de los equipos HAZ de Fernando Hidalgo y Alejandro Masas y del Lincoln Sport Group del escribano Hugo Cuervo.

Más recientemente, las supuestas disidencias internas entre los popes de la dirigencia; el disconformismo subterráneo de pilotos, preparadores, dueños de equipos (recordar declaraciones muy filosas de Oscar Castellano y Rodolfo Di Meglio); la desaceleración de la economía que golpea los bolsillos de patrocinantes y a la vez el constante aumentos de costos (el alquiler de un auto de punta ronda los 200.000 pesos por carrera).

¿Viste?, hay para hacer dulce ¿no?.

 

 

Y a todo esto, la salida del Puma Aventin (en la foto con Jorge Cupeiro) con dichos cargados de ira y bronca, como refleja la nota publicada por la revista “Sólo TC” en su última edición. Allí queda reflejado con nitidez el fastidio del hombre. “Me parece una pendejada que los medios salgan a decir que voy a dejar de ser presidente, porque no vaya a una carrera por un problema de salud de alguien de mi familia”, dispara Aventin y se pregunta: “¿Por que carajo voy a decir que voy a seguir siendo el presidente cuando acá en la ACTC todos tenemos en claro que va a ser así?”.

“A mi no me gusta el puterío de la farándula, no estoy para eso y tampoco tengo porque soportarlo; no me hinchen más los huevos con estas versiones”, reclama Aventin con el tono por todos conocidos. “Con esto -agrega- lo único que quieren es cagarme la imagen ante la gente (dicho sea de paso, cuestionada en las redes sociales). “Los rumores son rumores, no más que eso y acá hay cosas ciertas, a la categoria la manejo yo guste a quien le guste”. Tomá. Después puede leerse en “Sólo TC” que Aventin reclama a los que cuestionan la falta de transparencia, al sostener que “nadie sale a hablar ni a quejarse”.

No duda en afirmar que “rumorear en contra de la conducción de la categoría es una agresión, una ofensa que no estoy dispuesto a soportar. Por eso no voy a permitir que me degraden (sic), cuando hice todo una campaña de 30 años siendo un tipo honesto y abierto”. Y como para subir aún más los decibeles, manda Aventin: “Desafío a quien diga si alguna vez recibió una coima” y señala a modo de arenga: “a mí no me van a voltear de ninguna manera, “acá no se va, ni renuncia nadie”.

Foto AIF
Por C.S

Jeluz | Productos Eléctricos

4 COMENTARIOS

  1. Naaaaa, quedate tranqui nomas aros finos, nafta trucha que con que faltes a una carrera no le cambia a nadie la imagen del cag… que sos!
    Hiciste una campaña de tipo honesto?? PFFFFF!!!! Contate otro!! y “abierto”? cuando dos lineas mas abajo hablas como el déspota que sos! La vida te las va a cobrar todas juntas gordito!
    Y que conste que VA no me influyo en nada mi opinión, culpan a la prensa, como a los pilotos, porque si se llegan a defender de la misma manera que los atacan no los dejan entrar en la siguiente fecha…

  2. esta muy bien.. el negocio que genero Aventin y cia en los ultimos años es increible.. los pilotos la levantaron con plata y la siguen juntando.. si un auto de punta se alquila a 200.000 es porque un piloto de punta junta 300.000 en sponsors..por eso nadie dice nada, porque ganan MUCHA plata, no porque le tengan miedo a la Comisión..
    Siempre hay opciones más baratas para los pilotos si no quieren pagar tanto.. el tema es que pretenden tener el mejor auto, ingeniero, motorista pagando centavos, asi no va.

  3. A eso agregale, la interna Aventin – Mazzacane, que dice que no, pero en el fondo estaría dispuesto a comandar la Asociación. Y los 25 – 30.000 mil peso limpitos por auto, (o sea de la que juntan los pilotos) que se lleva la ACTC a su casa por carrera en concepto de gomas, alquiler de carpas, entradas de favor a patrocinantes (q pagan los pilotos), inscripciones y ficha médica anuales y servicios varios. Eso sí, no generalizaría, no sé si a to2 le cobrarían eso porque el número de autos se achicaría, pero a los que juntan, palo y a la bolsa. Ah! Y todavía les deben los premios de largada… Sigan informando así VA!

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre