ESTÁ DONDE TIENE QUE ESTAR.

Agustín Canapino de más está decirlo, atraviesa una etapa de su vida cargada de sensaciones fuertes, a partir de la muerte de su padre Alberto. Con todo lo que implica semejante pérdida, sin embargo, cada vez que enfrenta el volante de la Chevy de TC donde es junto a Mariano Werner, principal candidato al título, así como el del Chevrolet Cruze de Super TC 2000, mantiene incolumne sus condiciones y actitud.

Canapino en Rosario, encaró la muy buena carrera del Super con la misma determinación que se le conoce. No perdonó a ninguno de sus rivales y avanzó. Con Leonel Pernia, cuando se encontraron el Cruze y el Renault Fluence, hubo chapa, pontonazos; son dos ásperos que tanto!. Agustín después le apuntó a Leo,  “no tuvo una buena actitud en esa maniobra. No lo hizo con mala intención, sino para que no lo pase. No está bueno que me choque a 220 km/h en un curvón, yo jamás le haría algo así».

Antes Canapa cometió un error al pasarse en una curva en el afán de superar a Nico Moscardini (séptimo en provechoso finde); después con el Push to Pass pasó a Facundo Ardusso. Facu sin fortuna, una goma del Honda lo sacó de carrera y alejó sus chances en el campeonato. Canapino luego fue a la caza de Pernía, “lo respeté y cuando me mandé por afuera me dejó sin pista como dije en un curvón a 220 km/h. Hay cosas que no se hacen. Hay códigos que no hay que perder, tuve suerte de mantenerme en pista”.

-publicidad-

“Pero bueno-reflexionó más tarde con visionauto-, de todo siempre estoy para aprender y no creérmela, en las categorías que compito hay grandes pilotos, los mejores y es muy difícil ganarles”. Es habitual ese mensaje, ¿acaso para trasladar presión a los rivales en la carrera psicológica que también encierra el automovilismo?. “No para nada, lo digo porque lo siento, me lo enseñó mi viejo que llegó a ser un grande, el mejor, siempre hay que correr y vivir pensando en aprender, el (Alberto) sabía como nadie de que se trataba“.

——————————-

MANO A MANO I

——————————-

El Titán a los 31 años ha debido acelerar su restante maduración, en la que íncide mucho el legado de su padre, lo mismo le ocurre a Matías, su hermano, a quien orienta, aconseja y tutela. “Siento que me gusta transmitir a los jóvenes cosas del automovilismo, cosas que se pueden hacer y las que no son correctas”. Y a propósito, volvió sobre el chispazo con Pernia cuando habló en el programa de radio ”Campeones: “Insisto, no son maniobras para hacer, y menos en sectores veloces, nos tenemos que respetar entre nosotros para que nadie salga lastimado. Las carreras de autos no son la vida o muerte, son solo carreras de autos. Hay cosas más graves e importantes en la vida, esto esun deporte, nuestra pasión y hay códigos que respetar».

——————————-

MANO A MANO II

——————————-

Un debate de larga data el que volvió a poner sobre la mesa Agustín, sin solución a la vista. Y menos en el automovilismo de hoy, inmerso en un país donde manda el vértigo, la vida frenética, la urgente necesidad de resultados y los fuertes intereses económicos. Resulta muy complejo abstraerse y el automovilismo argento es, ni más ni menos, un reflejo de como se vive en la Argentina donde la tolerancia no abunda.

Canapa y atrás Ardusso, Santero y Rossi.

Diez puntos son los que ha tomado de diferencia Canapino sobre Pernia desde la punta del campeonato del Súper, con sólo dos citas por delante, el Cabalén y el cierre en Buenos Aires donde habrá que aguardar y desear una buena concurrencia de público. En Rosario fue demasiada escasa para ver una de las mejores carreras de los últimos tiempos. ¿Acaso podrá explicarse porque los seguidores perciben las demasiadas idas y vueltas, conflictos como el de Matías Rossi al negarse a correr en San Juan, el supuesto clima interno entre los equipos embargado de tensión?, aspectos que es evidente no confluyen para devolver al Super a aguas calmas. “No han sido fáciles los últimos tiempos, el “barco” ha andado complicado”, admitió con esa figura el mismo Canapino.

-Si estás en condiciones de ganar el título en la última carrera, ¿no vas a arrepentirte por no haber corrido en San Juan?, preguntó visión al tercero en el Fangio rosarino, Matías Rossi.
-Para nada, no me arrepentiré en lo más mínimo. La decisión que tomé fue consciente de que al adoptarla, perdía el campeonato. Y te repito no me arrepiento, hubo otras cosas muy graves que me llevaron a esa determinación para la que me respaldaron en el equipo.

Rossi sobre la disputa con su compañero en Toyota, Julían Santero, escolta de Canapino por sobre el Misil, deslizó, “fue una linda pelea con Juli, más allá que hayamos perdido tiempo pero bueh…”. “Con Matías hicimos una gran carrera, ¿Matías dijo que perdimos tiempo?, no sé; cada uno corre por lo suyo”, sostuvo el mendocino. Y cuando la pregunta apuntó acerca de existencia de eventuales órdenes de equipo que favorecieran a Rossi (Santero lo supera en el puntaje), fastidiado con visión, tiró con la arrogancia que no le es ajena, acostumbrado acaso como otros en el ambiente a la “zona de confort”, generada por un sector de la prensa lineal y obsecuente, “no se porqué no hablás de las cosas buenas y lindas del automovilismo, siempre con esas preguntas…”, refunfuñó. Santero es un estupendo piloto, claro, aún adeuda materias y también aprender a “bajarse del pony” para no quedar en el camino.

Fotos: Prensa equipo Chevrolet YPF.

Imagenes: gentileza Carburando.

-publicidad-

1 COMENTARIO

  1. Linda nota Don Carlos,Ud deja varios temas para pensar.
    Primero,me parece que el publico esta un poco cansado de la LLORATINA permanente de algunos pilotos top del Super:Canapino quejandose cuando se defienden con las mismas armas que el sabe y muy bien utiliza…Pernia poniendo en duda la paridad en la potencia de los motores….Rossi decidiendo no correr despues de haberse cansado de exceder los limites de la pista y encima consentido por Toyota…
    Segundo,Santero no es santo de mi devocion,pero hay que reconocer que hace 2 años corre en funcion de lo que beneficie a Rossi,y eso,se sabe, cansa a cualquier piloto por mas «profesional»que sea…
    Tercero,un muy mal año de Rossi tanto en el Super y peor en el Stokcar brasilero,coronado por su lamentable actitud en San Juan,lo digo con dolor porque soy hincha de Matias.Me parece que la experiencia de Brasil no esta resultando buena,el esta mucho mas lejos de la punta alla de lo que esta Barrichello en el Super,no se si no subestimo un poco el nivel de los brasileños.Si fuera el empezaria a pensar el retorno al TC,porque no con el respaldo de Toyota con alguna marca que NO sea Ford ni Chevrolet(Dodge???).
    Saludos desde el sur.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre