“NO VOY A OPINAR, NO VOY A OPINAR…».

Sin hablar, ya había opinado con su silencio Agustín Canapino , cuando ante Visión y de regreso a la zona de boxes tras el despiste y golpe contra las gomas por el toque de Manuel Urcera, esquivó confirmar o desmentir  si en ese toque hubo mala intención.  Sólo admitió el error del piloto de Fiat, algo que también hizo el propio Manu, con su conocida imperturbabilidad aunque aclarando que “Agustín se abrió un poco y me dejó el hueco…”.  

Canapino consideró "propio de las carreras" el toque de Rafael Morgenstern en la serie inicial.

 

-publicidad-

La contundencia que no tuvo Canapino en las palabras vino de parte de Sebastián Martínez, uno de los dueños del Pro Racing, el equipo que tiene a su cargo la atención del Chevrolet Cruze de Canapino. “ Está todo muy claro, acá tiene que venir un  camión celular y directamente llevárselo a Urcera…”  Las autoridades fueron más realistas y lo sancionaron con la pena de largar último en las dos carreras de la próxima fecha en General Roca.

Extrañó esa tranquilidad con la que un piloto sanguíneo como Agustín se tomó los toques que complicaron bastante su camino al título como lo muestra esa diferencia que de los 37 puntos que tenia al llegar a San Juan se redujo a 18 con relación a Facundo Ardusso, quien por su parte y con todo el apoyo de Renault llegó cuarto y cumplió el objetivo de sumar muchos puntos sin entrar en las fricciones.

El toque de Urcera al Chevrolet frenó el avance de Canapino, quien en la final había escalado del último al 13er lugar-

 

“Son cosas de las carreras…” fue la filosófica reflexión con la que un dolorido Canapino  («el golpe fue muy fuerte») resumió las  dos situaciones. Eximió de intención a Rafael Morgenstern por el toque en la serie y no opinó sobre Urcera. En cambio le dio duro a Leonel Pernía, por algunos roces en la serie. “Es un mala leche, me tocó  en la horquilla y la viborita, no tengo nada que hablar con él…” disparó.

“Si sería mala leche, le hubiese dejado puesto el auto en la viborita y se podría haber lastimado, pero ya conocemos cómo es Canapino…” replicó Pernía quien con su séptimo lugar no pudo aprovechar debidamente el mal domingo de Canapino y encima fue relegado por Rossi al cuarto puesto en el campeonato.

“No voy opinar, no voy a opinar…” repitió Canapino. Hubo quienes opinaron y vieron en estos dos golpes en la pista, otros golpes de escena, casuales o no tanto, para que como parece ya una obligación de todas las categorías, el campeonato recién se defina en la última fecha.

 

Por M.S. (Especial desde San Juan)

Fotos:  Prensa Súper TC 2000  

-publicidad-

2 COMENTARIOS

  1. Muchachos… Desde principio de año vengo diciendo que el campeón tiene que ser Renault. Cosa que ayer dio a entender Donatucci ( con la propagande del rombo a su espalda). Agregaron una carrera en Roca y si Canapa tiene muchas posibildades de campeonar , en la última se corren 5 o 6 mas. Renuncie Abrazián , usted es tan nefasto como el Puma , creador de la Copa de Oro para arruinarle el campeonato a Silva ( no así sus bolsillos). Saludos!!!
    PD= Estaría bueno que VA se explaye sobre el tema.

  2. A ver si conjugamos bien los verbos y sacamos un pie de la palangana de la ignorancia alguna vez: “Si sería mala leche, le hubiese dejado puesto el auto» esta incorrecto. Debio haberse usado «si FUERA mala leche» o bien: » S FUESE mala leche»… Y Si Pernia lo dice en forma incorrecta, a la hora de tipear se lo podria corregir verdad.?

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre