NO ES HABITUAL una actitud como la asumida por Carlos Okulovich.

En Río Cuarto por donde pasó el Turismo Nacional para cumplir con la penúltima fecha, la lluvia intensa complicó los planes y planteó serios riesgos. Bajo el agua corrió la Clase 2 donde ganó Facundo Chapur y la «3» que le significó la primera victoria en la división a Juan Pipkin, en este caso, en una carrera que no llegó a su fin debido a que, por el agua que caía, fue parada con bandera roja en la vuelta 13.

Carlitos dio una muestra de valor y sensatez, decidió parar; entró a boxes a su Renault Fluence en la vuelta 5. La falta de visibilidad fue la razón, debido al parabrisas lleno de aceite en la serie debió largar último en la final. Quería por lo menos rescatar algún puntito. Sin embargo la lluvia trastocó no sólo sus planes, también el de sus colegas, varios anduvieron haciendo piruetas en el piso mojado y otros terminaron despistándose lo que obligó a sucesivas neutralizaciones. Fue muy difícil mantener los autos sobre el pavimento.

“Decidí parar porque no se veía nada, correr a ciegas no tenía sentido, era peligroso; no había referencia de nada. Adelante quizá era más fácil, pero atrás no. Por eso, antes de romper el auto sin necesidad, entré a boxes», confesó el misionero. Si viste la carrera por la Televisión Pública, habrás escuchado a Josito Di Palma y a Matías Muñoz Marchesi (los dos terminaron despistados y con sus autos golpeados), consideraron que la carrera tenía que pararse; más drásticos fueron Emanuel Moriatis (puntero del campeonato de la Clase 3) y Guille Ortelli: para ambos, la final de la «3» no debió largarse.

Sin embargo…, se largó; otra vez se jugó con fuego.

Foto prensa Okulovich
Por el equipo de VA

-publicidad-

2 COMENTARIOS

  1. Hay ciertas cosas que podrían reglamentarse, por ejemplo, la visibilidad, la cantidad de agua en pista o cosas por el estilo. No puede ser que la desición de correr en estas condiciones quede en manos de un tipo que está fuera de la pista. Tampoco debería ser alguien de adentro, sino una especie de reglamento que diga en que condiciones está prohibido correr. Por supuesto, el reglamentar algo así demanda que todos los circuitos tengan un nivel de calidad similar, lo cual no sería malo si nivelan para arriba.
    Mas allá de esto, una lástima lo del clima porque las carreras pintaban mucho mas entretenidas que de costumbre.
    Creo que es para destacar que, sin muchas cosas raras, los del TN logran definiciones de campeonatos atrapantes, buenas carreras, muchos autos, muchas marcas y demás cosas que los otros se matan buscando. No digo que el TN sea excelente, lo es comparativamente y creo que hay que arreglar unas cuantas cosas, pero espero que sirva de ejemplo para los demás, si una categoría quiere que sus carreras sean mas entretenidas, no las debe hacer mas aburridas, hacer eso es simplemente una estupidez.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre