POR UN POSIBLE CHOQUE, HABRÁ QUE ESPERAR.

Con el paso del TCR South America por Buenos Aires se reavivó la cuestión, a dos semanas de los 200 Kilómetros de TC2000. Justo cuando la categoría está pasando por uno de los momentos más difíciles, de una historia que ya superó las cuatro décadas.

Sobran disciplinas en el automovilismo nacional, pero la idea de un TCR Argentino afiebra unas cuantas mentes. No habrá tal campeonato en 2023, pero la posibilidad no puede descartarse para un año más tarde, 2024.

De qué depende no es la pregunta más importante.

¿Podría afectar al TC2000, y ponerlo definitivamente contra las cuerdas? Esa es la que parece serlo.

La categoría que alguna vez fue imperio de las principales terminales del país, lucha por sobrevivir. Conducida por los hermanos Levy, luego de los controvertidos años en que fue conducida por el Grupo Clarín, está buscando una razón de ser. Que pueda desembarcar en el ámbito de la CDA del ACA una disciplina de autos de turismo capaz de atraer pilotos y equipos que al TC2000 no le sobran, podría ser el inicio de un cataclismo.

Pero ¿qué hay de real en todo eso?

El TCR South America, parece disponer de un fuerte apoyo de la FIA a través de Codasur y las federaciones de los tres países, hoy ejes del torneo: Brasil, Argentina y Uruguay. “La van a defender mucho porque tiene mucho respaldo de la FIA”, confía a visionauto un laureado piloto que corrió muchos años atrás en la fenecida Copa de las Naciones, el Superturismo Sudamericano, un lejano antecedente de este torneo. “No creo que vaya a ocurrir lo mismo que en aquella oportunidad”, agrega.

Lo concreto es que los promotores del TCR South America, están más que conformes con el rumbo que adoptó su categoría, en la que pueden convivir pilotos gentlemen (con más dinero que condiciones) y profesionales de primer nivel. En ese sentido, el perfil del automovilismo brasileño es más ajustado a ese modelo; no por nada habrá TCR Brasil en 2023…

De manera que la creación de un TCR autóctono tendría que partir de una iniciativa local. Lo que VA pudo saber, es que los promotores del torneo sudamericano ofrecieron el know-how a la misma gente que hoy gestiona el TC2000 y el TopRace. “Se lo ofrecimos a Alejandro (Levy) y no prendió”, contó lacónico también uno de los impulsores de la idea. Según otra fuente, la posibilidad fue rechazada pero quedó sobre la mesa.

“Los Levy quieren recuperar para el TC2000 algo que está en su ADN: la participación de las fábricas”, cuenta un personaje que lleva décadas en el ambiente, y conoce desde adentro a la categoría. “La idea de incorporar las unidades SUV apunta a eso: a interesar a todas las fábricas que están participando a salir del letargo y, eventualmente, a sumar una marca nueva. Si lo consiguen, el TC2000 sobrevivirá y entonces podrán coexistir con el TCR Argentino, porque en esta última división está prohibida la participación oficial de los fabricantes”.

En ese sentido coincide con la declaración que Darío Ramonda, el líder del Toyota Team Argentina, aportó en ocasión de la carrera porteña del TCR SouthAm: “El lugar para el TCR Argentino está asegurado”. Ramonda tampoco cree que una vaya a desbancar a la otra.

Víctor Rosso, quien ya cortó después de muchos años, los lazos que lo unían con el TC2000 al vender su escuadra a Roberto Valle, piensa que un TCR Argentino tendría costos “muy parecidos” a los de la categoría nacional. “El coche cuesta más, es cierto, pero un TCR es muy fácil de sostener: con dos mecánicos y un ingeniero lo mantenés durante el fin de semana de la carrera. No es un coche en el que tengas que trabajar durante la semana para mantenerlo competitivo”.

Eso podría atraer a un nivel menos profesional de participantes a sumarse, pero incrementaría el número de autos en pista. Un sondeo rápido reveló que el año próximo podría haber 18 autos en manos de equipos argentinos. No sería una mala cifra como para empezar un torneo en 2024…

Según informó del mismo modo a visionauto, el promotor para Argentina y Uruguay del TCR SouthAm, Felipe McGough, el service anual de muchos de los motores se hará en la Fortaleza de Alta Gracia, gracias a un convenio con Oreste Berta, además de otras innovaciones: “tendremos coches híbridos, como anunció Marcello Lotti (el creador de la fórmula TCR), utilizaremos combustibles renovables y seremos vanguardia en muchos terrenos”. Pero está claro que la creación de un TCR Argentino no lo desvela.

-publicidad-

1 COMENTARIO

  1. Me parece que ni siquiera el TCR South América tiene el futuro asegurado. Recuerden lo que pasó con el Superturismo Sudamericano sobre fines de la década del 90, que tenía unos autos hermosos traidos de Europa y USA (BMW Serie 3, Alfa 155/156, Crysler Stratus, Toyota Corona, Ford Mondeo, etc) pero duró 5 años y desapareció. Y eso que la mayoría de esos autos en ese momento se vendían al menos en Argentina. Hoy los autos que están en el TCR no se ven en Sudamérica, salvo el Corolla y el A3. Además pensando en Argentina los costos y el que sea todo importado es un problema adicional.
    El TC2000 va a desaparecer solito sin necesidad de que lo mate el TCR. El TC2000 se empezó a suicidar hace más de 10 años y ahora los Levy se van a encargar de entrerrarlo.
    Saludos.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre