EL CAMINO HACIA LO BUSCADO.

Facundo Ardusso dejó Renault y pasó a Honda; entre sus objetivos principales estuvo el de situarse sin dudas en el piloto number one, posición que nunca estuvo afirmada en el Rombo, más allá de los dos campeonatos obtenidos en Súper TC 2000.

Y desembarcó en el supuesto equipo Honda oficial impulsado por Víctor Rosso, de papeles apenas decorosos desde que puso en pista a los hermosos All New Civic. En el equipo desde el primer momento, se percibió que Facu se convertía en el buque insigna, apoyado por Fabián Yannatuoni, el Colo Rosso, hijo de Vichín, y Manu Sapag.

Habrás visto que una vez iniciado el campeonato 2021 de Super TC 2000, Facundo puso el auto arriba, algo había comenzado a cambiar. En ese cometido, también juega un rol clave Luciano Monti, un técnico sapiente aunque joven, deseoso de mostrar sus pergaminos luego de pasar por Chevrolet y el año pasado, destacarse con el emprendimiento propio complicado por apoyos que no resultaron suficientes.

Más rápido que todos, el «83» de Ardusso a la cabeza.Honda acordó con Ardusso, con Monti y además sumó en un nuevo rol, el de director deportivo al Pato Silva. Apostaron a ponerse a la par de Toyota, Renault, Chevrolet. Y lo han venido consiguiendo. En San Nicolás, en el sprint, Facundo ratificó su nivel y el alcanzado por el Honda que maneja, con innovaciones aerodinámicas en la trompa surgidas de los estudios de Monti.

Marcó la pole position y luego se impuso en la carrera clasificatoria, en la que largó quinto por aquello de las penalidades en los puestos y la grilla invertida.. Superó autos hasta ponerse a la cola del Fluence de Matías Milla a quien superó en ajustada y quirúrgica maniobra. Milla y Fabian Yannantuoni en el All New Civic lo iban a escolta.

El Patito, sabedor de la estrategia a la que juega el equipo Honda, dejó su lugar (iba tercero) a Facundo para luego dar caza al Negro Milla. Gesto de Fabián, a diferencia de compañeros de equipos mucho más renuentes a admitir las reglas de juego internas. Facundo como un caballero, mencionó y agradeció el proceder del Patito y lo rubricó con flor de abrazo apenas se bajaron de los autos. Un equipo donde de movida nomás, y como ansiaba Ardusso, para su tranquilidad y pleno rendimiento, las reglas están escritas con claridad.

Emiliano Spataro en el Toyota Corolla de Rubens Barrichello, impedido de viajar por las restricciones, consiguió el cuarto puesto. No estuvo exento de chipazos en pista y luego verbales del lado de Agustín Canapino. Canapa lo acusó de perjudicarlo en una maniobra que derivó en problemas para su Chevrolet Cruze que llevó a una detención en boxes. ¿El campeón?, sin lustre en el Sprint, Matías Rossi séptimo en su Corolla y atrás suyo el puntero del campeonato Leonel Pernia en el Fluence.

Los aguardó a los muchachos del Súper, la final dominguera, la largada con partida detenida y el uso del push to pass por establecidos lapsos de tiempo. ¿Prueba y error?

Fotos: Honda Racing.

-publicidad-

3 COMENTARIOS

  1. Qué pobre comentario de la carrera, y además cargado de ironías. Es la primera vez que entro a esta página y seguramente no lo vuelva a hacer. El periodismo de automovilismo de Argentina, en su mayoría, está al mismo bajo nivel que el automovismo mismo.

    • Eduardo. Respeto tu opinion acerca de la calificación del comentario, disiento con las ironías, y si has entrado por primera vez en visión no conoces nuestro estilo periodístico, y por lo que veo tampoco lo conocerás dado q no nos volverás a visitar. slds

  2. No veo las ironias y el comentario de la carrera me parece ajustado a la realidad. Este muchacho debe ser pariente de reggi y/o fan de RS. Esto es ironia. Abrazo

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre