LA PALABRA «IMPOSIBLE».

No la conoce Juan María Nimo, el «Gatito». Te hemos contado en una nota publicada sobre su historia de vida y la discapacidad en las piernas producto de un accidente. Le ocurrió en una carrera en motocross en octubre de 2006. Las consecuencias, gravísimas: una lesión medular a la altura del tórax con parálisis en sus extremidades inferiores.

A Juan, los obstáculos impuestos por la vida, lo han llevado a desafiarse a sí mismo, ponerse a prueba. Y ha salido airoso, su apasionamiento y amor propio, sumado a su capacidad, los valores en los que apoyó.

Nimo a bordo de la Chevy, el proyecto concretado.

Después de sus participaciones en la Copa Bora y TC Pista Mouras (2018), no volvió a correr. Ligado a Río Uruguay Seguros, así como al RUS Med Team de Mauro Medina, por aquello del respaldo que brindan a proyectos que excedan al deporte, al automovilismo mismo; surgió el impulso finalmente concretado de llevar al Gatito al TC Pista Mouras. El cometido tenía sus complejidades, a las que se agregó la pandemia y las derivaciones económicas negativas. Juan antes, tres años atrás había pasado por el Pista Mouras, manejó un Chevrolet del equipo de Leandro Mulet.

El proyecto, convertido en emprendimiento, no paró su marcha. Por eso lo viste a Nimo (33 años)arriba del impecable Chevrolet azul en la carrera del Pista Mouras en La Plata, octava fecha entre semana, alternativa impensada hasta que la pandemia siguió golpeando sin miramiento e impedir correr los fines de semana.

Juan María Nimo

En una etapa del alistamiento del auto, Nimo probándose una butaca y la posición de  manejo.

Intensa la preparación de la Chevy, requirió mucho trabajo en función acondicionar el habitáculo, y aspectos técnicos para el manejo del Gatito. «Hacer el auto fue un legado que nos dejó Alberto Canapino, continuado por Guillermo Cruzzetti en conjunto con Guillermo Giavedoni (responsable de taller del RUS Med)», sostuvo Mauro Medina, dueño del RUS Med Team. Finalizados y con el auto listo, lo probaron en el «rolo», luego Nimo lo condujo en unas pruebas con resultado satisfactorio en La Plata, y a correr!

«Es una apuesta importante a la inclusión, a impulsar a hacer cosas que se sientan en la vida, más allá de las dificultades y limitaciones», escuchó decir visionauto de boca de Juan Carlos Godoy. El presidente de Río Uruguay y el consejo de administración, respaldaron  la iniciativa compartida con Medina, apuntada a la igualdad.

“¿Que puedo decir?, me puso muy feliz poder volver a correr, ahora junto al RUS Med Team en este proyecto de inclusión, que hemos emprendido junto a Mauro(Medina), Juan Carlos (Godoy) y toda la gente de Río Uruguay Seguros». Para mí además es muy importante por su significado y junto a grandes personas y un equipo de primer nivel», señaló Nimo. «El trabajó fue muchísimo por parte de Guillermo (Cruzzetti) y Guillermo Giavedoni y los mecánicos. Colocaron en el coche, dispositivos  verdaderamente increíbles como por ejemplo, el sistema de embrague y la butaca especial implementada».

A acelerar. Nimo lo hizo en el Mouras.

 

¿En que consistieron los trabajos y reformas en el Chevrolet para el Gatito?, contó algunos detalles Cruzzetti a la Revista Sólo TC, «el auto es convencional, totalmente idéntico a un Chevrolet de la categoría. Mecánicamente es igual. Lo que desarrollamos es un sistema de asistencia a la conducción neumática, es un servo en el embrague y en el sistema del paddle shift en el volante para las marchas, ascendentes y descendentes”.

Chevrolet TCPM Nimo

Mirá como quedaron acondicionados la butaca, el volante y el mecanismo para accionar los cambios con la mano.

Cruzzetti también explicó las características de la butaca especial. “Hicimos una con forma de huevito, donde el Gatito queda calzado con su cadera, encastrado en la butaca, el cuerpo hace como una «V». Hasta las rodillas sube y después empiezan a bajar”.  El desarrollo continuará siendo desarrollado, así como otros elementos especiales para optimizarlos y además, ofrezcan aún más funcionalidad y seguridad.

Dada la incapacidad de Nimo en sus piernas, el pedal del acelerador y el de freno, son accionados mediante una palanca (mirá fotos) al volante. Por una cuestión de tiempo y ante lo mucho más complejo que es el desarrollo, el freno y el acelerador todavía los acciona en forma manual. Es una complejidad importante, de todas formas el había manejado un auto de estos en 2018, y tenía mecanismos manuales. Mejoramos un poquito el mecanismo, pero todavía no está asistido hidráulica o mecánicamente esos elementos. Por otro lado, cuenta con un sistema de asistencia al embrague, también muy importante..

n email

«El Gatito no tiene ninguna discapacidad -remarcó Cruzzetti a Sólo TC-, al contrario, hay que ser muy capaz de poder manejar todo sólo con las manos. Diría que es una dificultad extrema, y se requiere mucho más talento que para manejar un auto como todos conocemos».

Así es, la dura prueba a que lo sometió la vida, Juan María le ha opuesto capacidad, garra, talento, gran convicción y unas ganas gigantes.

Fotos: Prensa RUS Med Team.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre