EL COVID-19 IMPACTÓ DESDE YA EN EL AUTOMOVILISMO, EN EL MUNDO Y EN LA ARGENTINA.

Y además del interminable parate de seis meses del año pasado, en nuestro país, también afectó a integrantes del mundo fierrero, corredores, mecánicos, técnicos, directores de equipos y, acordate, se llevó la vida de Alberto Canapino.

No han transmitido casi, quienes padecieron la enfermedad esa vivencia soportada, la dureza y seriedad aparejada. Visionauto escuchó el testimonio de uno de los afectados que logró salir adelante tras soportar complicaciones serias, Mauro Medina, director del RUS Med Team que participa en TC, TC Pick Up, TC Pista, TC Pista Mouras.

«La verdad -dice Medina-, el mío fue un paso más que complicado; estuve realmente al límite con un porcentaj de casi el 85 % de los pulmones tomados, fue el peor momento en plena pandemia a fines de julio», y agrega, «yo comencé con la enfermedad el 15 de julio, luego de la carrera de Turismo Carretera en Concordia, empecé a sentir síntomas lo mismo que Pedro Boero y un ingeniero del equipo».

-publicidad-

Después, confirmado su caso positivo tras los exámentes médicos menciona, «desde ese momento todos los días me fuí sintiendo un poco peor, fiebre, los síntomas del Covid, y tuvieron que internarme y luego me pasaron a terapia intensiva. Estuve nueve´días en terapia, con un nivel grande de complejidad en mi estado de salud, muy duro».

En la reciente Fiesta del Automovilismo en Arrecifes, donde el equipo participó.

Refleja un tono serio, «la verdad pese a la gravedad, siempre me sentí fuerte de la cabeza para salir adelante; nunca pensé lo peor aunque siempre pasó por mi mente el recuerdo de Alberto (Canapino). Aún estando enfermo el, continuamos charlando, al menos hasta 48 horas antes de que falleciera, en ese momento se interrumpió el diálogo. Fue una situación muy difícil lo que pasamos todos por lo de Alberto. Y bueh, yo en estando en terapia lo pensé mucho. Los médicos después me dijeron que lo mío (la recuperación) había sido casi un milagro».

Admite Medina que haber atravesado el Covid, le cambió parámetros en su vida, «después de lo vivido, uno ha ido tomando más consciencia de lo que me tocó pasar. En lo personal me sirvió mucho para fortalecer mi cabeza;´estando internado en terapia me sentí en soledad, sin contención de nadie, salvo las enfermeras cada tanto, y por lo tan infecciosa que es la enfermedad, te parece que todo el mundo esquiva estar cerca tuyo por miedo a contagiarse. Por eso, cuando me sacaron de terapia, recién ahí empecé a sentirme un poco más aliviado también de mi cabeza. Volver a tomar contacto con mis hemanos, mi esposa que una semana después también se contagio, mis amigos, mi mejor amigo me sirvió de mucho».

A partir de recibir el alta médica del Hospital Alemán, comenzó para Medina el proceso de recuperación, «muy lento, van tres meses y recién en estos días pude hacer algo de caminata y correr un poco, sólo 15 minutos, y tampoco he podido volver a pleno a las carreras junto al equipo, estuve en la Fiesta del Automovilismo en Arrecifes, espero estar cuando el TC corra en  La Pampa después de Viedma, avanzo, avanzo. Por suerte me sigo alejando de un proceso que dejó una marca en mi vida, falta de oxigeno, fiebre, complicaciones, calambres tremendos a cada rato. Todo me ha llevado a sacar conclusiones y extraer valoraciones de muchas cosas que en lo habitual antes, no le daba importancia. El Covid es algo tremendamente serio, sigue siendo fundamental que todos, todos, nos demos cuenta y no bajar la guardia».

 

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre