EN TOAY, LA PAMPA.

En uno de los circuitos más veloces del país, donde los autos alcanzan velocidades como muy pocas veces ocurre en el año (lamentablemente, demasiados dibujos tipo Mickey Mouse, chicos, lentos). En ese trazado por si fuera poco, bajo la lluvia persistente. Autos sin cargas aerodinámicas como es regla. y tambien carenets de la tecnología como otras categorías de mayor rango, si bien el TN ha avanzado en este sentido para cierto rechazo de algunos cultores, pretendientes de una categoría más standarizada y por ende, más económica. Correr en TN lleva a cifras por fecha demasiado elevadas.

En Toay entonces y bajo el agua, las Clases 2 y 3 pusieron sobre el pavimento empapado y metidos en el spray levantado por el tránsito de los coches calzados con cubiertas para lluvia, lo mejor de sus repertorios. Si lo viste bárbaro, si lo perdiste, lamentalo. Eso sí, lo que no te habrá gustado, a los que hacemos visionauto menos, habrá sido observar que se reiteraron conductas actuales: «levantar» el pie del acelerador para no cargar repudiados kilos de lastre. Sabés nuestra postura absolutamente crítica y censuralbe hacia aquellos que, debido al reglamento vigente y la escala de kilos de lastre aplicadas, optan por peinar el acelerador y perder velocidad, aún dilapidando como en Termas de Río Hondo, hicieron Leonel Pernia y Facundo Chapur, los más visibles, los más grotescos, pero no los únicos.

 

Brazos en alto. DomenecH, Iansa y Pernía.
-publicidad-

Alfonso Domenech hizo malabares arriba de su Ford Focus y ganó la Clase 3 donde hubo peleas en distintas alturas de la fila india, pese a las complicaciones con la visibilidad. Un dato muy censurable y que no revistió sanción alguna de los comisarios deportivos de la CDA del ACA, hubo autos que no llevaron encendidas las luces posteriores que actúan en días lluviosas. Además de una falta, aumentaron los riesgos.

En la «3» hubo despistes hacia el pasto mojado, Jerónimo Teti (Chevrolet Cruze), el campeón Julian Santero (Toyota Corolla), Ever Franetovich (Ford Focus), sin ulterioridades habida cuenta del espacio suficiente para ese tipo de indeseados desplazamientos, además y clave, sobre una superficie sin sobresaltos. Casi también se fue afuera el puntero Domenech, fue al toparse con el Cruze del rezado Mauro Schenone, hasta se tocaron. El de Pergamino luego cayó en su ritmo a partir del episodio y posibilitó el acercamiento de rivales. Pernia mostrándose muy sólido si bien en lo último con merma en el motor, segundo y no pocos pensando en si volvería a levantar. Lo hizo pero a medias, dada las condiciones de la pista; aflojó la marcha y cedió el segundo lugar a Gastón Iansa para completar el podio, tercero.

El Tanito, crítico número uno de la escala de lastres desde que la conducción de APAT a inicios de temporada, encabezada por Emanuel Moriatis (ya piensa en otro período al frente de la entidad turista), insistió que con la existencia de lastres a «la que pierde es la categoría, en las condiciones que se dieron pudo haber dos autos peleando mano a mano por ganar y no ocurrió».

También, llamado previo por radio desde su box donde papá Pincho se hacía el concentrado frente al monitor de TV, Jonatan Castellano en el verde Cruze luego de lidiar duro, iba quinto e estaba pronto para bajar al sexto. Sin embargo, a un giro de finalizar, falló el motor y cayó en el marcador, pero al 25º puesto…
.
EN LA CLASE 2, CON LLUVIA O SOL, NO HAY RESPIRO.

A la pista se dijo, todo el mundo calzado con caucho con dibujo en la Clase 2 lo mismo. Palo y palo desdel inicio el malon envuelto en el spray por momentos y con despistes como el de Juan Ignacio Canela en su VW Gol Trend, modelo histórico si los hay en TN y encaminado hacia su retirada.

El podio de la «2».

En el relanzamiento hubo movimientos en las posiciones, y más de uno también aplicó la «receta Pernia» para evitar que su auto engordara con lastres en la siguiente en Trelew. Marcos Fernández tomó distancia en el tramo final de las 20 vueltas, su Nissan March andaba sin reproche alguno y festejó la victoria, segunda para el de San Luis. Agustín Bonomo a quien la billetera le permite llegar con apenas lo justo para correr con el Citroen C3, remontó de lo lindo y llegó segundo desde el lugar 16º donde partió. En su Ford Fiesta, Matías Cravero pasó en los metros decisivos al Gol Trend de Ignacio Procacitto y se quedó con la tercera ubicación que le cayó de perillas, se convirtió en el nuevo puntero del campeonato.

El 16 de octubre, en el sur, en el Autódromo Mar y Valle de Trelew, el Turismo Nacional va por otro espectáculo de los que saborean los fierreros.

Fotos: Prensa APAT.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre